…Entra, sueña, ríe y vuelve

…Entra, sueña, ríe y vuelve,
y no lo dejes, que se pierde…

Como besos que no das
y trasponen horizontes,
y que no vuelven mañana,
no asoman ya por el monte.

Que esos serán otros besos.

Que los perdidos son presos
del olvido, de su muerte,
de una triste lejanía
de la boca que los pierde.

Que no han podido besar,
a pesar de estar presentes
y dispuestos en la boca
a estrellarse en el de enfrente…

Si tienes un día opción,
si tienes a quién te bese,
no lo dudes ni un momento:
¡Regala besos a cienes…!

…Te beso y me emociono,
te beso y me detienes…

© 2014  J. I. Salmerón
Anuncios