…Perdona por no escribir

No hay ningún motivo, no tiene por qué haberlo, es simplemente que se dejan pasar los días sin encontrar ese momento adecuado en que se juntan palabras, sensaciones, sentimientos… en que todo fluye sin querer, como por arte de magia, y llenas de pellizcos de tu vida esas blancas hojas de papel, esas que son transporte de tus pensamientos para hacer llegar a la otra persona todo lo que en ese momento te llena por dentro.

No hay ningún motivo, suele ocurrir cuando hay confianza suficiente para dejar el escrito para más tarde, o para el día siguiente, estando seguros, sin lugar a ninguna duda, que mañana, o después, será mejor momento para escribir eso que no sale ahora pero que llevamos dentro… Y no hay ningún motivo para no hacerlo, para no añadir otro capítulo más de mi vida que enviarte dentro de ese sobre aún abierto y huérfano de carta que suplica que de mis misivas sea lleno…

No hay ningún motivo, tan solo en mi descargo he de decir que hay muchas veces que simplemente es que no me acuerdo, y cuando me acuerdo, en ese justo momento, es que no puedo… No hay ningún motivo, no tiene por qué haberlo…

Hoy me redimo y te pido perdón. Hoy cojo el lápiz y te escribo mi pensamiento interior…

007

 

…Perdona por no escribir,
por tardar todo este tiempo.
Perdona por esta ausencia,
que fue sin conocimiento.

¡Que no te pude escribir,
que me lió la mañana,
y cuando quise dar cuenta
era ya noche cerrada!

Y por la noche no veo,
que está mi alma apagada,
y mi bolígrafo duerme,
y su tinta, aletargada.

…Que no fue por no enfrentarme
a tu mirada rasgada
que penetra en mi memoria
cuando te escribo palabras,

porque eso es como tenerte
enfrente de mí, sentada,
escuchando lo que escribo,
sonriendo, muy callada…

Que simplemente fue el tiempo
que se escapa, ¡el muy canalla!,
y cuando quieres dar cuenta
pasan días y semanas,

pasan mares a oleadas,
pasan trenes sin paradas,
pasan noches, nubes pasan,
y se llevan la esperanza

de que no pase otro día
sin contestar a tu carta,
de que no junte palabras
para que pueda rimarlas.

…Y es que en esta vida, todo,
velozmente, solo pasa.

© 2014  J. I. Salmerón

 

 

16 pensamientos en “…Perdona por no escribir

  1. La tardanza en la reapuesta puede jugar en contra nuestra, por eso, presto hay que expresar el sentimiento.
    ¡Bonito poema, bonita introducción y bonita imagen para acompañar!
    Un saludo.

    • Imagen cazada al vuelo, pues no tenía nada para ilustrar el escrito y me la fabriqué sobre la marcha, sobre el escritorio donde escribo, y leo y pienso y… me entrego a esto.

      Yo creo que lo importante es, al final, contestar. Aunque para ello se tarden años enteros… Aún corriendo el riesgo de que para entonces, el destino de la respuesta, sea ya incierto.

      Pues si todo es bonito, ¡yo me alegro!

      Gracias.
      Un abrazo.

  2. Hay respuestas inmediatas sin sentido ni sentimiento, Hay escritos diarios que no aportan nada a nuestra vida. Vale la pena esperar y añorar una respuesta cuando esa respuesta, ese escrito, ese mensaje es tan bello como el que nos has regalado. No importa lo que tardes…¡pero escribe! Bss

    • Sí, es que con la foto entre medias distrae un poco y parece que se termine con la reflexión del inicio. Para la próxima ya se que la foto tiene que ir antes o después, para no crear confusión.
      Lo importante es que al final lo leíste, y que además te gustó…

      Gracias.

      Un abrazo.

Responder a Loretta Maio Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .