Es la mujer…

Por primera vez, el 19 de marzo de 1911 tuvo lugar, en algunos países europeos, la primera celebración del día internacional de la mujer. En 1975 la ONU declaró el 8 de marzo como día internacional de la mujer y, desde 1977, como día internacional por los derechos de la mujer. Ayer fue ese día, 8 de marzo, y en memoria de las mujeres que ya no están, de las que ahora mismo están y luchan por sus derechos, y de las que, futuramente, llegarán y estarán pronto en su relevo, dedico estas letras para reforzar, si hiciera falta, lo necesarias que son en nuestras vidas y lo iguales a nosotros que algunos las queremos.

211

Es la mujer mi estandarte
y mi báculo su fuerza.
La mujer es todo Amor
y de mis sueños, la reina.

Eres fecundo mañana,
es tu cuerpo una pradera
donde, por cada semilla,
tú le das vida de estrella.

Luz en la noche alumbrando,
vía láctea de mis penas,
que cual luciérnaga guías
y acompañas mi vereda.

Eres el sol que calienta,
eres la vida en la tierra,
te brindas como mañanas
para que siempre amanezca.

Mi amiga, hermana, y esposa,
mi madre antes que naciera.
Mi refugio desde niño,
mi descanso hasta que muera.

Eres la puesta de sol
que a mí me dejó cautivo.
De mi sentir, elixir,
y de mis ojos un río.

Es la mujer mi heroína,
ganadora de olimpiadas
que no ceja en sus empeños,
día a día bate marcas.

Es la mujer mi razón,
mis deseos y esperanzas.
¡Y de mi vida la envidia…!
espero que sea sana.

 © 2015  J. I. Salmerón
Anuncios

21 pensamientos en “Es la mujer…

  1. Bellisimo tu poema, Juan Ignacio, muy bello en todos los sentidos.

    Muchas gracias por haber escrito un poema en agradecimiento a las diferentes mujeres.

    El poema habla mucho de ti, de como te vinculas con ellas.

    En hora buena, un varon que habla asi de las mujeres.

    Un saludo fraterno y agradecido

    Pat

  2. Me gusta? No… Me Encanta!
    Esas frases… ” via lactea de mis penas…”

    “Mi refugio desde niño,
    mi descanso hasta que muera”

    Esas frases llegan muy adentro. Son maravillosas, aunque la via lactea de tus penas sea tan grande, grande como lo es la esencia de una mujer… 🙂

    Gracias por este hermoso poema, Juan! ❤

  3. A pesar de que nos esforzamos en aparentar lo contrario, seguimos siendo animales de liturgias. Por eso los hermanos de esa distopía orwelliana que es la ONU nos han ido calzando el santoral de los “días de” sin apenas esfuerzo, con la naturalidad de una lavativa. Y todo con el propósito de poner límites a aquello que las élites consideran que es incontinencia de la masa o enfermedad social. Hay quien se presta a este chamanismo laico absolutamente convencido de que, plantando un árbol, haciendo una cadena humana, compartiendo un meme en Facebook o guardando un minuto de silencio, se puede (se debe) acabar con el hambre, las guerras o el cambio climático. Pero los “días de” son en realidad los momentos en que, con la excusa de la concienciación o del memorando, se expone públicamente alguna mentira social en forma de ritual educador. Un ejemplo: el “día de” que hoy declina, el de la Mujer, revela que el Estado, en el fondo y en la superficie, es condescendiente con las mujeres y que las considera incapaces de protegerse a sí mismas. Por eso les procura una tutela, unas normas que las discriminan positivamente, aunque ello destruya los fundamentos de esa igualdad de oportunidades que se jura y se perjura salvaguardar o, lo que resulta más inquietante, acabe resucitando los delitos de autor, como sucede con la ley de violencia machista. Basta con que exista un “día de” para que lo que se conmemora pase automáticamente al hierático mundo de la ceremonia institucional y de la palabra muerta, y se convierta, por tanto, en un pilar más del statu quo. Si yo fuera mujer, estaría hoy hasta el coño de esa cursilería que habla de preparación, de fortaleza y de independencia. No me dejaría engañar por consignas semejantes. De hecho, diría que en realidad el Estado está pensado ahora mismo en todo lo contrario, pues solo es condescendiente con las personas a las que considera ignorantes, débiles y dependientes. Y cuando el Estado piensa en categorías como ignorancia, debilidad y dependencia, piensa en niños y en disminuidos psíquicos.

    • Estoy de acuerdo con lo que dices, superduque777 pero, claro, tengo mi propia opinión al respecto que, por supuesto, no tiene que ser la verdadera y única, pero tan válida como las demás, y me explico:
      Efectivamente, no sirve de nada la existencia de “los días de…” si luego, durante el resto del año no hacemos nada más en favor de ese día, pero por algo se empieza, ¿no? y todo, todo, suma. En el caso que nos ocupa, el del día internacional por los derechos de la mujer, a mí, personalmente, me parece del todo insuficiente, por ello el resto del año intento que sea día tras día el día internacional de la mujer, con mis actos, con mi apoyo, con mis silencios, pero como no todo el mundo es como yo ni como tú, creo que es necesario que por lo menos una vez al año se lo recordemos a la gente que solo empatiza con ello cuando sale en la prensa, en la tele, en las manifestaciones y demás actos que en “el día de…” nos inundan por donde quiera que vayamos. Al final, si lo piensas, da igual quién lo inventara y el porqué de su invención si hace mover conciencias y se logra algo positivo, aunque sea muy poco, pero como he dicho antes, todo suma. Es triste que solo se recojan donativos para hacer pozos de agua en África, por ejemplo, cuando se hacen esa campañas que nos bombardean constantemente en la tele, ¿qué pasa, que solo se mueren de hambre cuando se hace la publicidad…? ¿Y el resto del año, no la necesitan…? por eso todos los días hay que ayudar a que se construyan esos pozos de agua en África. O cuando en Navidad, que parece ser que es cuándo estamos más “sensibles” ante todo, nos solicitan ayuda de alimentos para la gente que, por desgracia, no tiene qué comer, ¿es que el resto del año lo tienen solucionado…? Pues no, hay que donar alimentos todos los días, lo que pasa es que hay gente que si no se les da un toque, por muy buena voluntad que tengan, no se activan, no se ponen las pilas y echan una mano en lo que sea, aún estando deseosos de hacerlo. Por eso hay que recordarlo, por eso hay que hacer el día del árbol, para que unas cuantas personas más y yo plantemos uno cada dos o tres días, que no está mal, pero que ese día, el día del árbol, sean cientos de miles los árboles que se han plantado, y que, a pesar de ser obviamente un tema político y manipulado, por lo menos, el final que nos interesa de eso, plantar árboles, se haya logrado. En mi juventud hice el servicio militar, obligatorio por aquel entonces (qué mayor soy ya…) como voluntario en la Cruz Roja, de lo que estoy muy orgulloso, pues me permitió ayudar a mucha gente, pues bien, cuando terminé el tiempo obligatorio me apunté como voluntario y estuve varios años, creo recordar que más de diez, como conductor voluntario. Yo conocía perfectamente lo que allí se hacía, el desinterés material de la gente de a pié que allí ayudábamos y la necesidad de colaboración en mano de obra y dinero que se necesitaba para mantener esa organización, aunque la gente pensara que se quedaba ese dinero por el camino, pero te aseguro que llegaba, es posible que no todo, pero la mayor parte llegaba. Pues bien, el día con diferencia que más se recaudaba, era el día de la banderita y el del sorteo del oro, el resto de los días del año, nadie se acordaba de la Cruz Roja. Como será lo que te digo que pasados los años, al dejar de ser, por distintas circunstancias, voluntario, llegó un momento que ya no me acordaba que era necesario colaborar con esta entidad hasta que no llegaba el día del sorteo del oro. Y lo mismo pasa con el día del medio ambiente, con el día de la infancia, con el día mundial contra el cáncer, día del donante de sangre, y un largo etcétera que de otra forma nadie se acordaría ni siquiera un solo día de ellos…
      Yo creo que todo suma, a pesar de saber que hay manos escondidas que manipulan estos “días de…” pero si los que pensamos en ellos y colaboramos de alguna manera lo hacemos sintiéndolo, de verdad, con el corazón, poco importará que sean “días políticos de…” se hemos ayudado a alguien, si hemos hecho feliz a alguien…
      El día del padre, que pronto se acerca, es un gran día comercial donde los haya, ya lo sabemos, aunque naciera a principios de 1900 por causas totalmente ajenas a eso, solo por el agradecimiento de una hija a su padre, aunque ahora solo está hecho para vender, sí. A pesar de ello, a mí me sigue haciendo mucha ilusión que ese día mis hijos me feliciten de una forma especial por ser su padre, aunque yo sepa que el resto de los días del año me querrán de igual manera, bueno, menos cuando les castigo sin jugar a la dichosa maquinita de la tele, pero ese día, el día del padre, me lo reconocerán de una manera especial, y a mí, seguro, me gustará que lo sigan haciendo año tras año.
      Al final, superduque777, de cualquier forma que sea, si se consigue algo positivo con esos “días de…” aunque sea muy poco, doy por bueno que lo sean, aunque otros seguro que, políticamente, sacarán más tajada de ello, pero yo sigo pensando que todo suma, todo, pero recordándolo a la gente, que algunos son muy duros para recordar, son muy duros de mollera.
      Mi intención con este poema, además de crear poesía que es lo que me gusta, era rendir homenaje al gran trabajo que siempre han echo las mujeres, siendo el día escogido lo de menos, ya que lo importante era el mensaje.
      Me pasó lo mismo con un poema publicado sobre el día de los enamorados en el que digo que no es necesario de amar porque lo diga el calendario, porque amar, no tiene fecha ni horario. (te dejo el enlace por si te apetece leerlo https://plumayluz.wordpress.com/2014/06/04/san-valentin-amor-sin-fechas/)

      Gracias por tu comentario.
      Un abrazo

  4. Al margen de cualquier consideración política, social, moral o reivindicativa (qué haberlas haylas) Creo que tu poema es precioso, fuerte y reconfortante, y como mujer te agradezco enormemente este regalo tan bonito. Me da igual que para escribirlo hayas usado como excusa el día de la mujer o el día de cualquier otra cosa. Bss

    • Comparto tu opinión Paloma.
      Y desde luego el poema me parece precioso.
      Sería deseable que hubiera muchos más hombres con este sentir. Y eso depende en gran medida de nosotras, los hombres son nuestros hijos y debemos educarlos en el respeto y la igualdad.
      Un abrazo.

      • Muchas gracias, Make.
        Llevas mucha razón, somos nosotros los que, con la educación en nuestros hijos, podemos y debemos hacer cambiar las cosas para mejor, en nuestras manos está. Aunque sea poco, aunque sea grano a grano, pero sin dejar de intentarlo.

        Un fuerte abrazo.

  5. Precioso.gracias por acordarte de nosotras.dicen que quien trata a las mujeres como princesas fue educado por una reina.besitos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s