Cabalgaba el sol la tarde

147 (2)

 

Cabalgaba el sol la tarde
subido a montes dorados
con larga capa que arrastra
cubriendo de sombra prados.

Sentado estaba a sus pies,
al borde mismo del día.
La tarde marchaba lenta,
en eterna despedida.

Las nubes me susurraban,
blancas de sueños perdidos,
que me fuera navegando
entre las nieblas del río.

Hasta el camino se fue,
volviendo negro su blanco,
oculto en la timidez
que volvió mudo su canto.

Ya no gritaba sus bordes
para llevarme de nuevo
por la vereda de verdes
a ese Amor que hoy es recuerdo.

Y se sentó junto a mí
la noche que no veía
cubriendo de negro llanto
y oscureciendo mi vida.

Y su quietud congelaba
esas gotas de rocío
que de la flor de mi alma
rodaban todas al río…

Así se pasó la tarde
y la noche me atrapó,
entre los robles de un río
buscando de nuevo Amor…

© 2015  J.I. Salmerón
Anuncios

11 pensamientos en “Cabalgaba el sol la tarde

  1. Muchisimas gracias por compartir la belleza de esta poesía, Juan Ignacio.

    Muy hermoso poema has escrito y publicado hoy.

    ¿Como haces para publicar en Sin bandera, de Meimo?

    He visto que ella te visita aqui y que tu interactuas con ella fluidamente, ha publicado tus poemas alli o tu de ella aqui.

    Hoy y en otras oportunidades he recibido muchas entradas de SIn bandera de Meimo, y no puedo dejar ni un comentario publicado en su sitio.

    He visto que otros han podido hacerlo pero simplemente las palabras de agradecimiento que escribo se desvancecen cuando le doy al click para publicar.

    Mira si te visita, Juan Ignacio, transmitele a Meimo mi sincero agradecimiento a cada una de sus entradas que me llegan por correo.

    Dile que simplemente no puedo publicar comentarios en su sitio.

    Muchas Gracias te doy de antemano.

    Go on writing, you are a great poet…

    Pat

    • Muchas gracias, Pat. Celebro que te guste.

      En cuanto a lo de Meimo, creo recordar que es de esos blog a los que debes pedir permiso para poder ver su contenido, es privado me parece, y es el dueño del mismo el que te deja o no que participes. Aunque no estoy muy seguro si es este blog o era algún otro. Sé que me he encontrado con varios y cuando vas a entrar te dice que es privado y que si le quieres solicitar permiso al dueño del mismo para que te deje entrar, le dices que sí y esperas.

      Un abrazo

    • ¡Hola Brema!
      Me alegra saber que es uno de tus preferidos, eso es que empatizaste con lo que en él cuento y te transportó a esos montes dorados y ese río…
      En mi mano está ahora, más bien en mi mente, conseguir que este poema pase a ser el segundo de tus predilectos. Ello querrá decir que he logrado que otro nuevo poema sea el primero.

      Muchas gracias y un abrazo

  2. Precioso poema, lleno de melancolía. Es muy difícil dejar caer la tarde sin que te cubra un pequeño manto de tristeza, pero hay que afrontar la noche pensando en todo lo que nos puede aportar y sorprender…( bueno, es que yo soy un poco noctámbula, jeje.)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s