Eran sus calles de arena

Juan I. Salmerón

Eran sus calles de arena
bordeadas de castaños.
Y en la plaza un olmo viejo
contando su vida en años.

Los tilos formando hilera,
un sauce mojado en llanto.
Y en el frontón, los chavales,
Jugando pelota a mano.

De biberón fuente fresca,
por cuna fueron los prados,
y el ruido del sonajero
las esquilas de un rebaño.

Siempre tenía horizonte
donde perder mi mirada,
miles de estrellas al norte
mis noches iluminaban.

Con pasos cortos, el tiempo,
de mi mano paseaba
volviendo segundos horas
y cada día, semanas.

De piedra, puchero y tiempo
guardan sus almas las casas
de los abuelos y nietos
que en puertas se amamantaban.

Primer Amor encontrado
bailando en su pelo negro.
Primera lágrima amarga
donde se ahogó “lo prometo…”

¡…Fue tan grande el sentimiento
en aquel pueblo vivido
que de mi viaje es la tierra
donde comencé el camino!

Aunque allí fue casual nacer,
mi pueblo sigo llevando
tan dentro de la emoción
que en recuerdos va llorando…

© 2015  J.I. Salmerón
Anuncios

10 pensamientos en “Eran sus calles de arena

  1. ¿Hablas de…?, por supuesto si quieres que se sepa, si tu deseo es guardarlo en secreto, lo respeto.
    Bonito cuadro, de cotidiana estampa, nos describes en tus impecables versos.
    Beso Juan.

    • Sí, no hay problema. Se trata de Villar de Cobeta, un pueblecito minúsculo en la provincia de Guadalajara, en España. Muy cerquita del río Tajo. Allí llegué al mundo de forma casual, por culpa de una nevada que impidió al médico y a mi madre desplazarse hasta Sigüenza donde tenía reservado el sitio y estaba previsto que yo naciera, pero otra vez el destino se puso a jugar y quiso que naciera allí, donde mi madre era maestra. Y aunque mi infancia y mi juventud transcurrió en Sigüenza, allí pasaba muchos veranos, puentes y fiestas. Y de allí atesora mi memoria tantos recuerdos, muchos más que que en el cofre de cualquier pirata.
      Pero esta misma historia, seguro que a muchos de vosotros se os ha presentado en la memoria al leer mi historia, seguro que muchos de vosotros también la habéis vivido, el pueblos, en pequeñas ciudades de provincias y el los barrios de las grandes urbes… Lo importante es sentir y recordar, de vez en cuando, todo aquello que se ha vivido…

      Gracias por comentar, Make.
      Abrazos

  2. Hay una cita de Rabindranath Tagore que me gustaría dejar como agradecimiento por un poema que recrea recuerdos de una etapa llena de inocencia, descubrimientos y asombro: La poesía es el eco de la melodia del universo en el corazón de los humanos.
    Extraordinario poema Juan Ignacio. Un abrazo.

    • Tagore… Me gusta… Lo descubrí a los 17 o 18 años en un puesto callejero de libros, y me atrapó.
      La cita me parece de lo más apropiada, Demian. De las que calan hondo. Delicada y contundente.
      Te agradezco mucho tu comentario y me alegra que te haya gustado.

      Fuerte abrazo, Demian.

  3. He llorado de nostalgia, de pena, de alegría, de recuerdo, de amor, de dolor, de cariño, de ternura…una vez recompuesta, con las lágrimas guardadas y el corazón aún un poco encogido , te doy las gracias por esta bello poema lleno de sentimientos, vida y recuerdos, Un beso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s