Virgen del Carmen

Juan I. Salmerón

 

Yo quiero felicitarte
por ser la Virgen del Carmen,
la que da luz a tu nombre,
la patrona de los mares.

La que impide que las olas
silencien tus ojos grandes,
convirtiendo en día calmo
los más bravos oleajes.

Tu nombre me trae, me lleva,
a esas noches estrelladas,
a esas noches que el recuerdo,
de puntillas, se asomaba

y me traía jirones,
retazos de luna clara,
donde tu nombre dormía
entre los brazos del alba…

Feliz por llamarte Carmen,
por el coraje que emanas,
feliz por ser luchadora,
por sentir con todo el alma.

Feliz, yo, de conocerte,
-los que te sienten, lo saben-
la grandeza de tu esencia
y tu bello nombre, Carmen.

© 2015  J.I. Salmerón
Anuncios