Proyecto fotográfico “El Desastre de Sofi” – Día 5 – Tu color Favorito

Hoy, en el proyecto fotográfico de Sofí  https://eldesastredesofi.wordpress.com/2015/08/29/proyecto-de-fotografia/?c=690#comment-690 nos pide que pongamos una foto relacionada con el tema “tu color favorito” Si tengo que escoger un color, mi preferido, aunque no el único, sería el azul, como el mar, como el cielo, como los sueños… Pero si tengo que elegir un color especial, un color que me deja fuera de juego, meditando, con sosiego, yo escojo el color de esta puesta de sol junto al mar, junto al final del día.

Espero que os guste tanto como a mí…

 

Juan I. Salmerón

© 2015  J.I. Salmerón

13 pensamientos en “Proyecto fotográfico “El Desastre de Sofi” – Día 5 – Tu color Favorito

    • No llevaría el disfraz de mariposa violeta, si no hubiera aprendido a transformar fragmentos horribles y densos de mi propia alma y de mi propio cuerpo.

      No creeria en el poder del amor sino hubiera transformado la sombra en luz gracias a ese poder entregado por el amor que mora en mi misma y no en el otro.

      Uno es con uno mismo de una manera, pero siempre es de otra al interactuar con ese otro. Uno termina siendo con el otro.

      Amar lo bello, lo generoro y fecundo, lo sutil, lo armónico, lo dulce, lo cálido, lo ordenado,lo piadoso, lo humilde, lo inteligente y sensato, es una tarea extremadamente fácil y placentera para experimentar interna y personalmente al interactuar con el mundo conocido y desconocido por uno mismo.

      Ahora, amar e iluminar lo horrible, lo malo, lo siniestro, lo áspero, lo burdo, lo frío, lo soberbio y autoritario, lo caótico, lo demencial, lo grosero, lo denso, lo estéril, eso es amor verdadero, eso es hacer alquimia con el poder del amor incondicional y puro, primero en uno mismo, luego con el otro.

      Eso es cambiar la vibración de uno mismo y del otro, es elevarla, para brillar por dentro, para iluminar el entorno como esa imagen tan preciosa que has compartido.

      Sé que muchas almas se desencantan, se desilusionan, se derrumban ante el desamor de si mismas y del otro. Puedo dislumbrar la presencia de mi propia alma, en este grupo, pero en un tiempo pretérito.

      Es inevitable a veces, no sentirse desencantado de uno mismo, desencantado del otro.

      Esas almas aun no se han aprendido a amarse a si mismas incondicionalmente. Esas almas idealizan, idolatran, endiosan, proyectan imagos, en si mismas y en los otros.

      A mi me pasó mucho tiempo hasta que aprendi doloramente a amarme a mi misma. A veces caigo y vuelvo a pertenecer a ese grupo, pero por poco tiempo, hasta que el fuego del dolor me recuerda lo aprendido en otro tiempo.

      No obstante a lo que he enunciado, a veces, sigo desencantandome de mi misma.

      Luego, en silencio, recapacito, y me desdoblo de mi misma y vuelvo a procurar aprender de mis propios errores, aquellos que cometí sin darme cuenta, aquellos que cometí a plena conciencia.

      Ahi vuelvo a salvarme, vuelvo a no rechazarme, vuelvo a no abandonarme, vuelvo a amarme por todos aquellos que no me amaron, que no pudieron amarme como yo necesitaba, que no supieron darme mi propio valor, que no supieron amarme en mi luz y en mi sombra.

      En ese estado de conciencia, vuelvo a valorarme y resurgir de mis propias cenizas vertidas en el llanto de mi propia alma. ¿Cómo? Volviendo a inhalar, volviendo a recordar que para no sentir la desolación devastadora de vacío, que uno siente cuando entrega todo de si, debe hacerlo siempre en un segundo movimiento. Amarse para amar, para comandar el arte de amar desde el espiritu.

      Inhalar para exhalar armonica y equilibradamente, saludablemente y nunca quedarse sin aire, para respirar y volar.

      Yo no sabia amar, no sabia inhalar primero, daba en primer lugar, entregaba en primer lugar todo de mi al otro, llamese familia, amigos, alumnos, pareja. El vacío me derrumbó una y otra vez, me hizo sentir que desfallecía por dentro, me hacía sentir sin energía.

      Si verdaderamente deseas amar al otro saluda y armonicamente, debes comprender la importancia de amarte en primer lugar. ¿Porque? Porque simplemente lo amarás mejor, lo ayudarás mejor, tu vibración alta interectuara con la del otro y haras alquimia, lo teñiras de tu propia felicidad, se la contagiaras, lo elevaras natural y magicamente.

      Respirarás y volarás mucho mas alto, mucho mas libre, extenderas tus alas de mariposa y transformarás tu mundo y el hará lo mismo contigo por dentro y por fuera.

      Se creará un circuito energetico maravilloso que se retroalimentara a si mismo porque estara alineado a la fuente de amor inagotable, inextinguible sin fecha de caducidad, porque es, ha sido y seguira siendo una fuente de poder creativo, eterno y sagrado en si mismo.

      Muchisimas gracias por compartir la belleza de esta puesta de sol.

      Comparto Tres imágenes de TRES AMANECERES.
      La CUARTA imagen es de UN ATARDECER.

      Espero os guste contemplarlas y llenar sus almas con su energía renovadora y transmutadora.

      Pat

      • Pedir perdón si causamos daño sin querer o queriendo. Perdonar por el daño que nos hicieron sin intención o a plena conciencia, tiene el color de ese atardecer tan precioso, que he compartido.

        El rostro del amor que pide perdón, que perdona, desde el corazón nos hace extender nuestras propias alas de mariposa violeta que todos potencialmente tenemos dentro nuestro.

        Pido perdón, perdono, ese es parte del camino para aprender a amar. Perdonarse a si mismo, y perdonar al otro.

        “…Lo siento, te perdono, gracias, te amo…”

        El Ho´ponopono nos ayuda a encauzar nuestra energia creativa para evolucionar en este plano de existencia para acceder a otros mas elevados.

        Pat

    • Leyendo tu perfil, lo que enuncias a el, mis ojos se pusieron vidriosos y húmedos.

      Y me dije internamente:

      “…Esta niña tan preciosa, tan inquieta, tan inteligente y creativa, jamas percibiria la nobleza verdadera que atesora mi alma ni en profundidad, ni en esencia ni en detalle.

      Luego agregué:

      “…Tampoco sospecharia la extraordinaria capacidad que yo tengo para amar, para entregar mi amor sin especular, al limite de llegar a renunciar a mi propia felicidad cuando amo de verdad desde mi espíritu…”

      FInalmente, me dije:

      “… para ella, para esta preciosa creatura, para esta preciosa y singular alma, simplemente sería un misterio infinito, impenetrable e insondable sin poder develar ni comprender…”

      Lo mejor para ti, preciosa Mina, simplemente te deseo lo mejor para ti, tu mayor bien por encima de todo, de todos, en todos los sentidos posibles.

      Pat

  1. En este post, se habla de los COLORES.

    Con sumo respeto a todos los posibles lectores, me gustaría explayarme y dar mi personal punto de vista sobre la temática de los colores.

    El tema evocó ciertos sentimientos que me gustaría compartir a viva voz en este blog tan respetado y atesorado por mi alma.

    Hay múltiples maneras para amar. Hay múltiples modos para hacer vibrar al amor en una determinada frecuencia, con un determinado COLOR.

    Si para amar con un determinado “color”, debo traicionarme a mí misma, debo traicionar a mi alma, debo traicionar a mi corazón, a mi propio niño interior, a mi propia escala de valores que fui construyendo a base de sufrir el máximo dolor que produjo cada muerte en mi vida, cada muerte de los que ame y me amaron, de cada sueño que murió con ellos, prefiero amar de otro color, para seguir amando.

    Si para amar de un determinado color debo traicionar a terceros, debo dañar a mi alma y teñirla del dolor del amor irresponsable, del amor inconsciente y desleal, la que estaría amando, no sería yo, sería otra, sería una impostora que no dibujaría sonrisas nacidas de su propio corazón, sino que esgrimiría la mueca del espanto, la mueca del dolor de no sentirme única en mi especie para ser amada, para entregar mi amor con ese color.

    Si para amar de un determinado color, debo tirar por la borda, todo lo aprendido y atesorado por mi alma, a base de morir y renacer de mis propias cenizas con cada uno de mis errores que cometí sin darme cuenta y a plena conciencia, repito prefiero cambiar el color de mi amor para seguir amando.

    Si para amar de un determinado color, debo dañarme y dañar a terceros, debo entristecerme por dentro permitiendo que mi mente se desquicie una y otra vez demencialmente, confundiendo todo, confundiendo a todos, perdiendo el equilibrio de su propio eje, perdiéndose a sí misma, prefiero elegir otro color para amar, para seguir amando, sin abandonar, sin rechazar, sin ser desleal e infiel al propio sentimiento albergado por mi alma.

    Si para amar de un determinado color, debo perder contacto con la vida, debo abandonarme a mí misma y dejar de ser yo misma, si para amar con ese color, debo volver a atravesar todos los infiernos de mi alma que tanto me hicieron sufrir para seguir sufriendo, si para amar con ese color, debo encorsetar nuevamente mi propia voz para expresar mi amor, debo esconderme en clandestinidad, debo mantener en secreto ese amor de ese color y hundirme en mi propia humillación y en la noche más oscura de los tiempos de mi alma, prefiero una y mil veces elegir otro color para amar, para seguir amando, para ser fiel y leal a mí misma, a mis propios valores, a mis propios sentimientos.

    Si para amar de un determinado color, debo abortar semillas de cristal, semillas mágicas de luz que sembré en mi propio cielo interior, que cuidé y custodié con esmero, tiempo, dedicación con amor puro y sagrado, prefiero seguir amando con otro color.

    Si para amar de un determinado color, debo dejar de remover las malezas de mi propia tierra interior, debo ensuciarla y contaminarla con sentimientos que no enaltecen a mi propia alma, y me hacen destruir y dinamitar los cimientos de mi propio mundo nuevo en la tierra, prefiero elegir a amar de otro color, para seguir amando.

    Si para amar de un determinado color, debo dañar, debo mentir, ser desleal, deshonesta, infiel, esclava de mi ego, inconsciente e irresponsable, el que me amara con ese color determinado, no estaría amándome a mí, estaría amando a una marioneta, al compás de sus propios caprichos y apetitos de conquista, no de amor, no del amor verdadero y eterno, que trasciende el tiempo y el espacio, el que trasciende la muerte, la propia existencia y transmuta la materia.

    Me refiero al amor oblativo que entrega sin esperar recompensa, que nace del espíritu, sin especular, que es leal, fiel y creativo por naturaleza, que libera porque dice la verdad, a viva voz, sin máscaras, a plena luz del día.

    El amor de ese color, necesita libertad para manifestarse en su majestuosidad y humildad, en su misterio más sagrado e infinito que es producir felicidad inagotable, éxtasis puro, plenitud absoluta, entusiasmo, serenidad, alegría y paz extrema al cuerpo y al alma.

    En síntesis, si para amar de un determinado color, debo perderme a mí misma y dejar de ser yo misma, debo permitir que el ser que yo amo se pierda y deje de ser sí mismo y manifestar su verdadera esencia y naturaleza, prefiero cambiar de color para amar, para seguir amando.

    Naturalmente, los seres se conectan por frecuencia vibratoria. Lo que he expuesto aquí es mi propia verdad, solo mía, no es mi intención imponerla, ni tratar de convencer a otro ser que sintonice mi personal manera de concebir y experimentar a dios, al íntimo, al que yo llamo amor puro y sagrado.

    Si para amar de un color determinado, debo traicionar a mi propio dios, a mi propia conciencia divina y estelar y someterme o adoptar dioses ajenos a mí misma, en ese caso, yo no sería la que estaría amando. Tampoco sería yo la que estaría siendo amada.

    Esa sería otra, pero no yo.

    Equivocada o cierta, es mi ley, es mi propia verdad personal que nace de mi propia experiencia de vida en este plano existencial determinado.

    Muchisimas Gracias por el espacio de expresión. No ha sido mi intención tratar de convencer a nadie de nada. No. Solo senti la necesidad de pensar en voz alta y hablar de mis emociones mas sagradas.

    Cada uno vive el amor a su manera, con el color que prefiera, que pueda, que elija.

    No deberiamos juzgar a nadie en su personal manera de amar.

    Creo yo que deberiamos respetar a cada uno la manera que elija libremente para amar, del color que prefiera o le permitan sus propias circunstancias y escala de valores.

    Pat

    • Amplío en forma para expresar mejor el contenido:

      “…En síntesis, si para amar de un determinado color, debo perderme a mí misma y dejar de ser yo misma, debo permitir que el ser que yo amo se pierda y deje de ser sí mismo y manifestar su verdadera esencia y naturaleza, prefiero cambiar de color para amar, para seguir AMANDOLO, con otro COLOR, pero en definitiva, amandolo…”

      Pat

  2. Las magia de una puesta de sol, de un amanecer. . nunca son iguales, siempre cambiantes en los matices pero siempre con ese mismo sentimiento… Hace unos días intenté ver ese rayo verde que Julio Verne relataba en su libro del mismo nombre. Algo muy difícil de ver, la quintaesencia del amor en un tono verde que dura una milésima… Para desaparecer completamente. Esta puesta de sol de tu imagen me trae dichos recuerdos. Abrazos🌸

    • Como el Amor, que nunca es constante, siempre con sus matices, con sus diversos colores según sea la luz del ser amado…
      Bonita novela de Amor con ese bonito instante justo antes de perderse el sol. Después de eso, poco más queda por ver.
      Me alegra que mi imagen te recuerde al instante del rayo verde.

      Abrazos, Carmen, de colores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .