Si yo fui parte de un sueño

Juan I. Salmerón

Si yo fui parte de un sueño
no busques mi despertar,
sigue siendo ola en el mar
que va bañando el recuerdo.

Que mis ojos son tu cielo,
y yo te abrazo de espuma
mientras mis besos son cuna
de tu más ferviente anhelo.

Si yo fui un día camino
no borres hoy las pisadas,
las que en la tierra dejaban
el Amor que un día fuimos.

Que yo la tarde detengo
sobre los montes de olivos,
sobre los campos de trigo,
para que tú puedas verlos.

-…Si ves que vale la pena,
no te importará esperar,
como el puerto con su mar,
a que suba la marea…-

Si un día fuera el jinete
que cabalgaba en estrellas,
no apagues hoy las más bellas,
esas que miras por verme.

Que de tus ojos soy brillo
que de marrón y tostados
llenan los bosques y prados
en los otoños que vimos.

Si he sido de tus palabras
las letras del corazón,
hoy pido al cielo perdón
por no saber ordenarlas.

Que aún soy tu rima en papel,
la estrofa que de mis versos
se unen en lazo travieso
por ser poema en tu piel.

…Si ves que vale la pena,
no te importará esperar
el aire suave del mar
para que empuje tu vela…

Si tú aún me quieres soñar,
en tu recuerdo me esperas…

© 2015  J.I. Salmerón
Anuncios

15 pensamientos en “Si yo fui parte de un sueño

      • Bueno, no sé qué decir al respecto, aunque me parece un poco exagerado. Pero me agrada, claro… 🙂
        En cualquier caso, con que me sueñen un rato, mientras leen mis poemas, me doy por satisfecho. Del resto no puedo decir cual será el resultado.

        Gracias de cualquier manera por tu comentario.

        Un abrazo, Make

  1. Cuando lloro por dentro, no puedo articular el verbo, menos publicamente. Hoy es el caso, estoy bajo un shock, pero será temporario. Lo sé, me conozco en profundidad, en detalle, en esencia por dentro.

    Veré si mas serena, cuando haya llorado lo suficiente y haber aprendido de este dolor, tal vez vuelva a articular la palabra para enunciar mi verdad, no la de nadie mas que la mia propia y poder hablar de este hermoso poema que has compartido.

    Precioso poema, porta amor verdadero, en eso radica su verdadera belleza.

    Yo siempre confíé en ti, siempre, desde el primer día. Te percibi en tus letras, poeta. Percibi tu singular energia no con el raciocinio. No. Simplemente te ví con los ojos de mi propio corazon, de mi propia alma.

    Esos ojos lo penetran todo, lo ven todo, ven detrás de los antifaces, de las máscaras mejor maquilladas y ornamentadas, esos ojos, los de nuestra alma, alinean nuestra inteligencia racional con nuestra intuición, y la agudizan, la exacerban magistralmente.

    Puede mi ego, estar enojado, sentirse lastimado, indignado pero es solo por momentos efímeros. Luego, cuando mi ego se aquieta, mi propio espíritu toma el mando y recobro la lucidez opacada por mi mismo ego.

    Es simple de entender, no puedo dejar de amar, simplemente no puedo porque yo como tú, somos amor. Esa es nuestra verdadera identidad, nuestra verdadera naturaleza divina y estelar.

    Somos amor, canales de amor, canales de un espiritu que cuando despierta en nosotros, ilumina nuestras vidas magicamente, tiene la capacidad de crear maravillas naturalmente, depliega su prodigio con inteligencia, intuición, armonía, majestuosidad, libertad y humildad

    ¿A todos?

    Solo al que se atreve a amar, de una manera oblativa, veraz, leal, fiel, responsable, consciente, libre del pensamiento ajeno, al que se vacía por dentro y deja al espíritu del amor permear sus pensamientos, sus conceptos, sus ideas, sus emociones, sus sentimientos, cada una de las células de su propio cuerpo, solo al que se atreve a creer en su infinito poder alquímico, transmutador, libre, creativo y eterno.

    El Amor es, ha sido y seguirá siendo el Espíritu que hace transcender la propia existencia, es el Gran Alquimista, el Gran Mago Blanco, el Gran Creador.

    Su naturaleza es sagrada, su pureza es su cara mas visible.

    Yo cambio de color para amar, para seguir amando. No tengo capacidad de abandonar ni de idealizar a nadie por eso me considero una gran maestra. Sé perdonar si alguien me hizo daño sin querer, inclusive si lo hizo con intencion de hacerlo. Lo puedo hacer por también sé reconocer mis errores con humildad de espíritu: Sé pedir perdón cuando dañé sin darme cuenta o a plena consciencia. Sé hacerlo porque la muerte y el sufrimiento constante en mi propia vida me lo enseñaron dolorosamente.

    Me enseñaron a no juzgar. Me enseñaron a perdonarme, a respetarme y darme mi propio lugar, mi propio valor, a aprender de mi propia verdad nacida de mi propia experiencia de vida. Me enseñaron a confiar en mi propia capacidad de entregar amor, no importando el color, sino haciendolo desde mi propio espíritu, no desde mi ego.

    En definitiva, me enseñaron a amarme incondicionalmente, a no abandonarme a mi misma bajo ninguna circunstancia por mas adversa que se manifieste para experimentarla. Me enseñaron a inhalar antes de exhalar. No se puede dar lo que no se tiene. No.

    El amor que nace de una leal y noble amistad puede devenir en un maravilloso amor de pareja. Asimismo, el amor mas maravilloso de una pareja puede devenir en una leal y noble amistad.

    Cambia el color, cambia la manera de hacer vibrar al amor, pero no importa el color, solo importa que el amor hace su acto de presencia, para manifestarse en su majestuosidad infinita, en su libertad mas absoluta, en su conciencia mas despierta para dar sentido trascendente a nuestra propia existencia, haciendonos responsables y fieles de nuestros propios anhelos, sueños, intenciones, deseos, pensamientos, emociones, sentimientos, actos.

    Mente, vibración, ley de causa y efecto son tres leyes que en lo personal me han enseñado una y otra vez como hacer magia blanca en mi propio mundo conocido y desconocido por mi misma.

    Pat

    Nota:

    Comparto un video que escucharé y veré en este momento para que mis propias lágrimas vuelvan a dibujar una sonrisa en mi alma gracias al poder alquímico del amor.

    Ojalá que sea una sonrisa contagiosa y logre expandirse en cada una de las almas que visitan este blog.

    Sigo pendiente de TÍ, sigo pendiente en forma leal, de cada uno de tus maravillosos y aleccionadores posts.

    Pat

  2. Que poema tan bello:… “si he sido de tus palabras, las letras del corazón, hoy pido al cielo perdón, por no saber ordenarlas”… Cómo se puede escribir tan bonito?? Cómo se puede transmitir tanto sentimiento con unas pocas palabras?? Genial!!!!!!!!! Bss

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s