Adrián

260 (2)

“A mi recién nacido sobrino Adrián…”

De la tarde es el sol que se aleja
al pasar las montañas,
como sé que es el agua, al llover,
de la nube en tormenta.

Del vaivén que el océano mece
es la ola en la playa.
De la flor de la rama de un árbol
es el fruto que cuelga.

Hoy llegó vuestro sol
como lluvia al frescor
y una ola cubrió
vuestra playa de Amor.

Y a la sombra del árbol que crece
con fuertes raíces
le ha brotado una rama de Amor
que tendrá vuestros frutos.

Diminuta es la flor que ha nacido
en la rama de vida
pero al sol, con la lluvia y Amor,
será fruto maduro.

Es su lloro el cantar
de una estrella fugaz
que nació, como el sol,
sobre olas de mar.

© 2015  J.I. Salmerón
Anuncios

39 pensamientos en “Adrián

    • Muchas gracias, Isabel. Te agradezco la felicitación de mi parte y de parte de los padres, orgullosos padres.
      Una nueva vida es como aire nuevo por la ventana, tan intenso al respirar…

      Un abrazo, Isabel.

    • Muchas gracias, Julie. Me alegro que te parezca redonda la composición final que da el poema y la foto. La intención es lo importante y de intención va sobrada.

      Un abrazo y gracias por tu cariñoso comentario.

    • Llevas razón, Javi. Yo creo que un regalo del que nunca se olvidará y que podrá tener a su alcance siempre, independientemente de la edad que tenga, del sitio donde esté, y de las cosas materiales que le rodeen.
      Me alegra saber que te gusta. Te lo agradezco.

      Un abrazo

  1. Juan, acabamos de verlo!!
    Y aquí nos tienes…llorando a moco tendido!! No hay mejor regalo que le puedas hacer. Es precioso!! Adrián aún no sabe la suerte que tiene de tener un tío como tú, pero muy pronto lo descubrirá.
    Te queremos mucho los 3!!
    Un abrazo muy muy fuerte y muchas gracias por ser como eres.

    • Agradezco mucho vuestro comentario. Gracias.
      Adrián pronto conocerá la suerte que tiene de estar rodeado de gente maravillosa y estupenda, como lo son sus padres. He pensado que esto será como una marca de nacimiento que le acompañará mientras viva, un regalo que nunca caduca, que no necesita pilas, que no pasará de moda, que solo le ocupará sitio en el alma y que siempre lo podrá usar cuando esté triste o cuando rebose de alegría. Un multifunción, vamos…
      Para mí es un verdadero placer haberle hecho este poema y que pueda vestir su alma de sentimiento cuando la sienta fría.
      Yo también os quiero, ya lo sabéis. Ser así es fácil con personas como vosotros.
      Me alegro que os guste el regalo, aunque seguro que si le preguntamos a él hubiera preferido un bonito coche teledirigido ¡Y yo también…! Cosas de niños, jejeje

      Besos, abrazos y felicidades por la maravilla que habéis creado…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s