Hoy tengo frío en el alma

Juan I. Salmerón

Hoy tengo frío en el alma
de tanto ir y venir
del sentimiento a tu casa
y que no te encuentre allí.

Hoy yo prefiero sentarme
en ese banco de enfrente
viendo a la gente pasar,
esperando hasta que llegues.

¡Que yo necesito verte,
que necesito bailar
al son que toque la vida
junto a tu boca de mar…!

Hoy no sé de qué escribir…
Que todo mi sentimiento
se mudó fuera de aquí
por lo que te echo de menos.

Ver las ventanas cerradas
que guardan tu corazón,
las mismas que antes me abrías
en esas noches de Amor.

¡Y la luna era la guía,
la cómplice necesaria
para marcarme el camino
desde el balcón a tu cama…!

…Casi te vi, hoy casi te vi.
Me asomé por mi ventana
y mirando lo pensé…
Hoy, casi, la pude ver…

Y no es que estuviera cerca
de tu casa, de tu cuerpo.
Tan solo fue esa emoción
al recordar que te veo…

Solo ante el frío de la tarde,
arrastrada por el viento mi ilusión,
hoy tengo helada mi alma
de tanto esperar tu Amor.

© 2016  J.I. Salmerón
Anuncios

14 pensamientos en “Hoy tengo frío en el alma

  1. Ay, ¡cómo es posible que te haga esperar hasta el extremo de que se hiele tu Alma!………..no lo mereces, seguro, me basta con ver cómo abrazan tus palabras.
    Ve a la cama y comienza a soñar, seguro que acudirá a ese cuarto de estar que habréis alfombrado en la Luna…..
    No te entretengo, ve, te dejo disfrutar vuestro encuentro.
    Ahhh……BESO

    • Ay, Make… Porque hay gente que no se da cuenta de lo que hiela su indiferencia, su ausencia, su espera… El Amor pocas veces es correspondido, incluso hay amores equivocados, que se perdieron en otros brazos, entre otros abrazos que no eran los esperados. Es posible que si lo tenemos es porque lo merecemos, ¿o quizás no…? no sé… mientras tanto aguantaremos, qué remedio…
      Me iré a soñar, sí. Que en la luna siempre espero que se haga verdad ese sueño, nuestros sueños.
      Gracias por comentar.
      Abrazos soñados…

      • Puede ocurrir que no sea indiferencia, ni un tema de Amor no correspondido. Podría ser una lucha entre el deseo, el sentir y el deber de hacer lo correcto según las circunstancias………estas son las que mandan……mandan y marcan nuestras decisiones, nuestras acciones o no acciones (que no indiferencia).

        Abrazo de ensueño!!

      • Pudiera ser, claro…
        Esas luchas internas entre el sentimiento y la razón son las más duras de pelear, sin duda, buscando siempre el equilibrio correcto y que tan pocas veces encontramos.
        Pero si merece la pena, seguiremos luchando…

        Un abrazo, Make.

  2. Cuando el alma se hiela con el frío de la ausencia es imposible calentarla, solo se templa un poquito con el calor que nos da la esperanza del reencuentro. Precioso poema.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s