Te estuve esperando

525-2

 

Te estuve esperando casi todo el día.
Y tú no llegabas.
Y tú no llamabas.
Y no te veía.

Y así, lentamente, se pasó mi vida.
Sin esos abrazos.
Sin esas miradas.
Sin ver tu sonrisa.

La espera fue tan cruel.
El tiempo no quiso volverme contigo.
No hubo luna de miel,
tan solo un recuerdo triste y abatido.

Si el destino es ciego, la suerte es esquiva.
No queda esperanza
de ver a tus labios
besar a escondidas.

Mi sueño soñado nunca fue vivido.
Solo las verdades
inundan las calles
donde nos quisimos.

Y otro otoño llegó.
Las hojas caducas de frío murieron.
Y tu adiós me dolió,
y dejó cicatriz en mi alma de nuevo.

Te estuve esperando y el sol ya dormía.
Y no hubo esperanza
en aquella noche
de hacerte ya mía.

Tú nunca viniste a traer tu sonrisa
y yo te esperaba
mirando a la luna.
¡Qué noche tan fría…!

© 2016  J.I. Salmerón
Anuncios

8 pensamientos en “Te estuve esperando

  1. Y es que hay cosas, que sólo son posibles en los sueños……otra forma de vivir un encuentro, otra forma de mantener el sentimiento.
    ¡Muy bonito!
    Un placer

  2. ¡¡¡Un Poema de Amor Imposible!!!
    ¡¡¡A veces los sueños se hacen realidad!!!
    ¡¡¡Sigue soñando así, nunca se pierde las esperanzas!!!
    ¡¡¡Preciosa Y ensoñadora Poesía!!!!
    ¡¡¡Un abrazo y Buen Fin de Semana!!!

  3. A veces esperamos algo sin saber muy bien qué es, solo que sentimos esa necesidad, esa esperanza de que alguien o algo vendrá. Los más románticos siempre piensan que un viejo amor volverá, y esa soñada esperanza hace cosquillas en nuestros sentimientos. Bello poema!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s