La silla vacía

 

Así quedó su triste corazón,
como esa silla, trivial y vacío.
Así quedó por dentro el desafío
de volver a sentir una emoción.

El alma buscaría la ocasión
para que aquel erial tan yermo y frío
dejara de una vez de ser baldío
y diera como fruto una pasión.

La luna volvería a ser su guía,
y una estrella farola al caminar
para ir iluminando su agonía.

Que un sueño no se debe abandonar
aunque nuestra esperanza esté vacía.
Que esa silla, se volverá a llenar.

©2017  J.I. Salmerón
Anuncios

11 pensamientos en “La silla vacía

  1. La silla se volverá a llenar y yo volveré a comentar tus preciosos poemas. Dame un poco de tiempo, el fin de curso está siendo agotador. Besitos.

  2. Precioso soneto

    El alma buscaría la ocasión
    para que aquel erial tan yermo y frío
    dejara de una vez de ser baldío
    y diera como fruto una pasión.

    Esta parte me encanta

    • Vaya, Alfredo….!! Sé bienvenido a los comentarios. Espero que no sea solo una muestra y se repita.
      Me alegro que te guste y que lo compartas con nosotros.
      Ya sabes que esas sillas vacías, entre todos, las llenaremos enseguida…

      Gracias y un abrazo, nos vemos pronto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s