El amigo que fue

 

Fueron desde pequeños los amigos
que juntos siempre van a todas partes.
Fueron como la trompa al elefante,
de carne parecida y siempre unidos.

Fueron la sombra negra al verde pino.
Uno vaina y el otro su guisante,
otro lata y el uno su tomate.
La luz de la farola a su camino.

En un mismo zapato los dos pies.
Con solo una mirada se entendían.
El trueno y el relámpago a la vez.

Y así siguieron juntos día a día
hasta que sin saber muy bien porqué
partieron de repente en dos su vida.

©2017  J.I. Salmerón
Anuncios

8 pensamientos en “El amigo que fue

  1. Seguro que en algún momento sus vidas se unen de nuevo, la amistad verdadera nunca muere, solo a veces queda separada por circunstancias, por distancia, por dejadez o por no cuidarla bien. Corto, pero intenso e íntimo poema.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s