La edad de la tramoya

La edad de la tramoya.
La que sujeta cada escena y decorado.
La que dibuja esa sonrisa
que a todo público
deja simplemente enamorado.

La edad de la inocencia
cuando estamos empezando.
La edad de la razón,
aunque tú ya sabes bien
que de nuevo te estás equivocando.

Es la edad de cada uno,
de los nuevos y los viejos,
de cada uno de los tiempos
en que en esta falsa vida
nos pasamos ensayando.

Como si no pudiéramos
dejar nada al azar,
en las manos del destino,
en la incierta lotería
de la vida que se ve en el escenario.

Es la edad de cada tabla
que debajo de las luces
mortecinas de esta vida,
que es teatro,
cada día yo he pisado.

Cada vez que la butaca está vacía.
Cada vez que los temblores
de esa edad tan implacable,
van marcando la salida
y el final de lo ensayado.

Una edad que sabe a veces
como caramelo amargo…
Como a vino avinagrado…
Como a pasos en arenas
que te hunden en el barro…

Siempre estamos estrenando,
cada día al levantarnos,
un guión para exponer.
Un esquema del discurso.
Un monólogo de barrio.

Hoy la edad me está venciendo
Y apenas me he dado cuenta.
Y mañana tengo estreno
de lo que tengo ensayado,
de lo escrito en esta obra.

Que comienza cuando naces
y que cada escena encierra
lo que ocurre cada año,
entre sueño y realidad,
entre actos de tramoya.

©2019  J.I. Salmerón

10 pensamientos en “La edad de la tramoya

  1. Ya sabes, en el estreno, evita el amarillo y ¡Mucha m_____!

    ¡Muchas felicidades poeta, por el año que cumples y por el escrito!

    Un tirón de orejas (lo mismo no cumples años, pero a mí me lo ha parecido al leerte, no sé)

  2. Genial poema para celebrar tu cumpleaños, tu cumple vidas y deseos, tu cumple familia y amor, tu cumple anhelos y desdichas y dichas también, y tu cumple futuro y cumple felicidad. Bravo!! los ensayos para tu vida no han ido mal, el estreno está siendo un éxito. Mil besos

  3. Pues sí, la vida solo es una función de teatro donde van cambiando los personajes, se van enredando las tramas y los tres actos habituales se alargan unos poquitos más.
    A ensayar para que no equivoquemos el texto y la función/vida sea un éxito.
    Un abrazo.

    • Seguiremos la función, que cuando caiga el telón ya no podremos seguir en escena. Aprovecharemos mientras eso llega…
      Gracias, Estrella, por comentar y formar parte de mi escena.

      Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .