Pudiera ser

Juan I. Salmerón

Pudiera ser que mi vivir fuera de verso.
Que la mirada de tus ojos, el Amor,
fuera profundo y delicado cual soneto.

Que la mañana una cascada de color.
La noche un libro de poemas por abrir.
Y la ventana, el mirador de nuestros besos.

Que aquella luna no me viera caminar
o que en el mar no se bañara tu sonrisa
hasta el partir de la marea entre lamentos.

Pero con llave no podrán nunca encerrar
esos escritos que aún me quedan por pintar
con las palabras que yo sienta tan adentro.

Puede que encierre un gran poema cada flor.
Que el ruiseñor cante de noche y no de día
por no encontrarse cara a cara con su sueño.

Que mis palabras sean viento que arrastró
aquella tarde que sin sol se despedía
acurrucada entre tus brazos y mis besos.

Pudiera ser hasta encontrar, que ya da igual,
entre los cuerpos encerrados y cautivos
aquellas almas que hoy se vistan con mis versos.

O que no viva junto a mí la inspiración,
que ya no busque su refugio en mi sentir
y que mis dedos no naveguen en sus sueños.

Que hoy mi poema reivindica soledad
y mis abrazos y mis besos son la estrofa
si el corazón quiere vivir de sentimiento…

© 2016  J.I. Salmerón
Anuncios

Ladrón de corazones

Juan I. Salmerón

En un cajón, bajo llave,
a salvo de las miradas,
guardo entre besos de sueño
mis corazones robados.

Me los apropio de noche
cuando me cuelo en silencio
por el balcón de las almas
y con mis rimas los rapto.

¡Me gusta su palpitar
cuando pronuncian mi nombre…!
¡Disfruto su suspirar
cuando acaricio en un roce…!

Ladrón soy de corazones
armado de pluma y verso.
Licenciado atracador
de guante blanco en mis dedos.

Yo soy ladrón por derecho.
Timador de la palabra.
Salteador de recuerdos
que luego en tinta regala.

¡Y no hay ley que me detenga
ni cárcel de muros alta
que a mis sueños de ladrón
los desvelen en mañanas…!

Por eso pido indulgencia
y de rodillas confieso
que robé tu corazón
para hacerte un bello sueño.

Así que deja cerradas
las ventanas de tu alma
si quieres que un servidor
en tu interior no atracara.

…Aunque si anhelas soñar
al corazón no eches llave,
que yo seguiré al acecho
para entre sueños robarte…

© 2015  J.I. Salmerón

Siempre estaré dispuesto

043

 

…Siempre estaré dispuesto
para nuestros intensos bailes
llenos de mimos, llenos de besos,
llenos de caricias y de flores bellas
que nos adornen el paso lento,
que irán dibujando nuestros cuerpos
a ritmo de sueño eterno…

…Siempre estaré dispuesto
a juntar nuestras almas y nuestros besos,
siempre querré decirte con los ojos
que este mar que tú tienes enfrente
te acunará en tus sueños
como mar en calma, mar de cielo…

…Siempre estaré
como destino de tus destierros,
esperando a las maletas de tus sueños
para dejarlas en el cajón de mi alma,
en el lado izquierdo, donde guardo
a los amores más secretos…

…Siempre mis brazos dibujarán
el sillón donde tu cuerpo se entregue
al descanso merecido del guerrero,
donde dormiten tus penas
y descansen tus momentos duros
de los días de infierno,
donde te sientas cómoda
y a salvo de las lluvias y los vientos…

¡Siempre estaré dispuesto
a bailarte lento…,
sintiendo nuestras almas…,
sintiendo nuestros cuerpos…!

© 2014  J. I. Salmerón