Ahí viene el sol…

©2018  J.I. Salmerón

Anuncios

El reflejo

Eran el reflejo que el agua domina.
Eran dulce beso en un escaparate.
Eran los colores que hacen de estandarte
en cualquier batalla que aún no está perdida.

Eran, de chiquillo, dulce golosina.
Eran ese sueño que no se comparte.
Eran esas musas que pintan con arte
sobre un lienzo blanco y con brocha fina.

La cascada fresca del Amor soñado.
las primeras luces de un amanecer.
Un abrazo intenso a ese ser amado.

¡Pero de repente se dejó de ver
cuando su reflejo se quedó apagado
aquella mañana que empezó a llover…!

© 2017  J.I. Salmerón

Los abrazos nunca duelen

 

Los abrazos nunca duelen,
lo que duele es su recuerdo.
Son barrotes de una cárcel
donde quedaron cerrados
con llave los sentimientos.

Entonces lo comprendí…
Por eso siempre decías
sin soltarte de mi cuerpo
que esperara un poco más,
que te abrazara de nuevo.

Ahora que busco tu abrazo
no sé dónde hacerlo.
Ahora que no oigo tu voz
libero el recuerdo.

Los besos nunca calaron
tanto como el océano.
Aunque nadamos en ellos
de tanto que los usamos
en esas noches sin freno.

Entonces lo comprendí…
Por eso siempre tus labios
dormían sobre los míos
tapados por una manta
tejida solo de besos.

Ahora que busco tu boca
solo hay un desierto.
Ahora que busco tu mar
no encuentro ese puerto.

Buscamos la soledad
para encontrarnos de nuevo.
Tú sol de un amanecer,
yo luna que no se ve,
pero soñando tenernos.

Ahora me duele
tu cuerpo tan lejos.
Ahora tu ausencia
muere en sentimiento.

©2017  J.I. Salmerón

Como una puesta de sol

 

Juan I. Salmerón

Como una puesta de sol
tus ojos se van cerrando
al intuir que mis labios
de tu besar se hacen cargo.

¡Un beso…!
Tan solo un beso te pido
envuelto de un abrazar
para que no coja frío…

Y de tu abrazo… ¿Qué digo…?
fue tan intenso el momento
que aún oigo tu palpitar
poniendo cerco a mi cuerpo.

Y es que hay abrazos de sueño,
abrazos que son milagro
porque devuelven la vida
según somos abrazados.

Es tu mirar mi destino,
tus ojos son carceleros
y mi vista, encadenada,
se ha condenado a quererlos.

…Nos protegía el silencio,
solo los besos se hablaban
y el deslizar de mis manos
sobre tu cuerpo paseaban.

Y mi boca un carrusel
que sube y baja en tu cuerpo
dejando besos de miel
tatuados en tu pecho…

De nuevo el tiempo chocó,
con sus agujas de acero,
la vuelta a la realidad
que nuestros besos no vieron.

La despedida fue reina
de esos últimos segundos
que nuestras manos se hablaban
y en el mirar fuimos uno.

El Amor es todo tiempo
y el tiempo es lo que faltó
para llenarnos de Amor
cada rincón de los cuerpos.

…Como en un amanecer
la luz de nuevo cegó
el sueño de realidad,
el que vivimos tú y yo…

© 2015  J.I. Salmerón

Los días comienzan pronto

014-2

Los días comienzan pronto
y su cuesta es infinita.
Pero amanecen tan bellos
que apenas notas subirla.

Y ya la tarde te indica
que estamos en cuesta abajo,
que prepares tus sentidos,
que abandones tus trabajos,

dando a tu vida emociones
bajo su manto estrellado.
Que la noche nos atrapa
y nos deja su legado…

¡Deja a tu cuerpo y tu mente soñando…!

…Y vente para tu luna,
que ya está casi encendida,
de par en par, como puertas
en que entras y no hay salida.

Para que tú la disfrutes,
te recargues con su luz
para que seas de día
la más bella estrella, tú…

…Aunque amanece temprano,
temprano la noche llega.
Y con ella nuestros sueños
para que velen la espera…

© 2014  J. I. Salmerón

 

 

…Amaneció llorando el día

435

 

…Amaneció llorando el día
porque la noche le contó
que yo, hoy, tampoco te tendría,
que no podrá salir el sol.

Que pasarían semanas,
o meses, quizás la vida.
Que pasarían las tardes
vacías de tus caricias.

Que pasarían los pasos
dejando solo sus huellas
que yo vería marcharse
al subir de la marea…

Hoy una pena se hundió
entre gotas de rocío
que por mis ojos mudaban
de mi corazón a un río.

Como ese día, lloré,
una mañana de frío,
al descubrir que tu ausencia
marcaría mi destino.

…La noche llora conmigo,
Ya se lo contó el día,
que nuestro Amor zozobró
y con él, también mi vida…

© 2014  J. I. Salmerón