A ella, como a mí, también le gustan los atardeceres…

Juan I. Salmerón

© 2016  J.I. Salmerón
Anuncios

Aunque se acabe tu día…

016 (2)

 

No te entristezcas, preciosa,
porque termine tu día,
porque lo veas fundirse
como tarde en lejanía.

Que otros muchos ya te esperan
¡y mejores todavía!
Que en el saco de tu vida
aún te caben melodías

¡Y bellos atardeceres,
y arboledas que cobijan
los amores trasnochados
del ímpetu de las brisas…!

…Y crecerán con nosotros
cada uno de tus días,
y tú crecerás con ellos
y mirarás desde arriba.

Y regalarás tus besos
como flor de margarita,
y volará terciopelo
a los labios y mejillas

de los que tengan la suerte
de recibir tus ternuras,
en forma de fina lluvia
floreciendo así sus vidas.

¡…Que no nos puedes dejar
sin alimento, mi niña,
dejarnos sin el manjar
de tus besos cual caricias..!

© 2014  J. I. Salmerón