Tríptico nocturno Mesón Castilla

Hoy quiero compartir con vosotros un trabajo que me encargaron para decorar una de las paredes del comedor inferior del Hostal-Restaurante Castilla, en Sigüenza, http://www.castillamesonhostal.com Se trata de un nocturno de la parte de atrás del Castillo, la zona de las Travesañas, y la Plaza Mayor hasta La Catedral, conocida como la ronda de extramuros. La fotografía tiene unas medidas de 4 metros de largo por 0,75 cm de ancho. Se ha dividido en tres partes para presentarla como un tríptico. El trabajo de revelado y posterior montaje de la fotografía ha sido realizado por el laboratorio CIBACENTER, de Madrid, http://www.cibacenter.com  donde han sabido sacar todo el partido posible al fichero fotográfico, compuesto por la suma de 7 fotografías debidamente “cosidas” dando como resultado un gran fichero de 72 gigabytes, el cual ha sido revelado químicamente en papel fotográfico y montado en foam canteado, cada foto laminada con un plastificado para mejorar su durabilidad y limpieza, y un bastidor de madera en la parte posterior que sirve para darle la consistencia suficiente para que no se curven las fotografías y para separarlas de la pared dándoles la apariencia de estar “volando” sobre ella.

Claramente, la gente que tenga la oportunidad, y suerte, de pasarse por Sigüenza, debe ir al Hostal-Restaurante Castilla a comprobar personalmente el resultado de lo que aquí expongo, y ya de paso a degustar las inmejorables viandas que en esta casa podrá disfrutar, siendo atendidos de forma amable y profesional por todos los componentes de su plantilla.

De igual manera, si necesitáis realizar cualquier trabajo de laboratorio fotográfico, en CIBACENTER podréis encontrar la solución adecuada con un trato personalizado y profesional que satisfará vuestras expectativas sin ningún lugar a dudas.

Y ahora, las fotos colgadas en su pared. Merece la pena que las visitéis…

©2017  J.I. Salmerón
Anuncios

Tan distintos

 

Cómo te puedo querer
siendo los dos tan distintos.
Tú blanco, yo siempre tinto.
Tú rosa, y yo clavel.

Caminos sin un destino
donde nos junte el andar.
Yo monte sobre un pinar,
tu asfalto sobre un ladrillo.

Ni el aire con su soplar
empuja igual de incesante,
para ti lo hace delante
y a mí me sopla detrás.

Puede ser que compartamos
la misma puesta de sol,
o la estela de ese avión
que desde tierra observamos.

Porque a ti te gusta el mar
con su agua azul y brava,
y a mí me gusta la playa
cuando sus olas se van.

Qué quieres que yo te diga
si a ti te va el madrugar
y a mí la noche estelar
con su luna como amiga.

Lo mismo es que coincidimos
a la hora de comer,
en el color del mantel,
o en el postre que pedimos.

Que en lo que sí coincidimos
es en lo del apetito,
en besarnos despacito
y antes de hablar repetimos.

Hay veces que en esta vida
se juntan agua y aceite
aunque al final, de repente,
se acabe en corteza y miga.

Pero así hay más emoción,
sin saber el argumento
que viene a cada momento,
sin conocer el guión…

©2017  J.I. Salmerón