Yo sé que noches oscuras

Juan I. Salmerón

Yo sé que noches oscuras
nos acechan asustando.
Que las hojas son caducas
y los ríos llenan mares sollozando.

Que el recuerdo no se olvida
a pesar que lo intentamos.
Que los roces de las manos
en el alma, como clavos, los llevamos.

Yo sé que nos duelen hondo
los caminos al andarlos.
Que nos pesan y se cierran,
por el mirar, nuestros párpados.

Que esperamos en la noche,
en su sombra, agazapados,
a que lleguen las mañanas
y sus luces a abrazarnos.

Ya lo sé, que soy consciente.
Ya lo sé, que esto hace daño.
Que el destino siempre empeñe sus razones
en querer de nuestra vida hacer un llanto…

Pero la vida amanece
con la esperanza mirando
y esa sonrisa de Amor
que el sol regala en lo alto.

Siempre nos queda camino
para seguir avanzando.
Siempre habrá algún hombro amigo
Para de pena empaparlo.

Siempre habrá un día después,
siempre habrá luna en lo alto.
Y si miramos al lado,
siempre una mano esperando…

© 2015  J.I. Salmerón
Anuncios

…Hay veces que el daño

020

 

…Hay veces que el daño,
al final, es bueno.

Nos hace más humanos,
y del sentir, un recuerdo
que no se va con los años.

Y perdura como nuestro,
acompañando el camino,
como las ramas de un  árbol
con su sombra por destino.

…Hay veces que el sentimiento
es un aluvión de frío.
Es un torrente de sensaciones.
Es el discurrir de un río.

A pesar de que sabía
que me iba a resultar muy sufrido
volver a leerlo, volver a escribirlo,
volver a ponerle sentido…

Y es que es difícil,
muchas veces,
enfrentarse a lo que fuimos…

…Hay veces que el daño,
al final, es el destino…
Es el peaje que, de la vida,
pagamos por su camino.

© 2014  J. I. Salmerón