A tu espera…

 

© 2018  J.I. Salmerón
Anuncios

¿Volverás…?

¿Volverás…?
Era la pregunta que siempre repetía
cada vez que ella le veía
partir otra vez.

Siempre su miedo acechando.
Siempre temiendo volver a estar sola.
En recuerdo, llorando,
sin saber si le volverá a ver.

Cada día, la espera,
era losa de mármol sobre sus espaldas.
Esperaba en la puerta,
y de noche, su ausencia, gota a gota un llover.

La vida siempre es un continuo atardecer…
Y su luz se apagaba mientras esperaba
¿Volverás…?
Era el eco que suena sin él.

Y la risa pasaba bajo su ventana,
y ella triste, en la cama,
se moría esperando
a que un día regrese otra vez.

Cada sombra era él.
Cada paso en la calle era el paso esperado,
hasta que por la puerta pasaba de largo
y llegaba un nuevo amanecer.

Él le dijo que sí.
Lo recuerda mejor que recuerda su nombre.
¿Cómo no va a volver…?
Las promesas, a veces, se mueren también…

…Han pasado los años y no ha regresado.
Haga frío o calor, ella espera por él.
Ha pasado su vida como pasan los rayos.
Y ella sigue pensando que lo volverá a ver.

¿Volverás…?
Parecían decir de su boca los labios
mientras por su mejilla bajaban rodando,
una tras otra, esas gotas de lluvia
que lloraba por él…

© 2018  J.I. Salmerón

…A borbotones me empapan

Juan I. Salmerón

…A borbotones me empapan
el corazón en mi pecho
las lágrimas que descuelgan
desde mis ojos, por dentro.

Que yo no puedo llorar
por mis mejillas, no puedo.
No quiere romper mi mar
y hacerse río en el suelo…

-Aunque parezca de piedra,
aunque parezca de acero,
soy tan frágil como el árbol
que lo partió un suave viento-.

…Que no me quiere acunar
ese plácido velero
que por mis ojos navega
en lágrimas de recuerdo.

Hoy no ha querido zarpar,
Se amarró a su embarcadero
porque el azul de mi mar
hoy solo es azul de cielo…

-Aunque parezca de acero,
aunque parezca de piedra,
soy tan débil como el sol
cuando la noche lo ciega-.

Porque no hay lágrimas ya
que vuelvan mar mis arenas,
que solo queda la sal
que amarga mi triste espera.

Que no hay estrella Polar
que como bella candela
me guíe por mar adentro
hasta que encuentre tu estela.

-Aunque parezca tan fuerte
como castillo de piedra,
de arena son mis paredes
cuando se empapan de penas-.

© 2016  J.I. Salmerón

Mira este sol

708

 

Mira este sol
cómo calienta tu dura espera,
como ilumina tu oscuridad.
Mira este sol
que sale tras la luna nueva,
que hoy, como ayer, vuelve a brillar.

…Ese es tu sol, ese es mi sol,
es nuestro sol, luciendo está.

Todos tenemos sol
que nos ayuda a ver el camino
si nuestro miedo oscuro está.
Todos tenemos sol
que en la distancia será destino
y hace más grato este caminar.

…Ese es tu sol, ese es mi sol,
es nuestro sol, luciendo va.

Por muy terrible que sea el sino
por muy lluvioso que el día esté
por muy oscuro que esté el camino
siempre hay un sol que sale después.

© 2014  J. I. Salmerón

Un año…

IMG_2040_Reloj

Son tantos días…
¡Un año!
Son tantos besos
los dados…
Y los dejados
al viento,
para esperar
al momento
en que encontraran
tus labios…

…Son pocos días
un año.
Los guardaré
en la cartera
para gastarlos
de veras
cuando te tenga
en mis brazos…

Es mucha espera
un año…
Parecen pocos
los días
pero pasó
un verano,
y primavera,
y otoño,
y un frío invierno,
y otro año
que espero sumar
a este,
que espero besar
tus labios…

Para eso,
son pocos días
un año…

© 2014  J. I. Salmerón

Siempre a la espera…

IMG_7384-2

 

Tú…
Me lleno de ti cuando te veo, te siento, te quiero…
Tú, tú me traes,
y me llevas al azul del firmamento…
Tu, y solo tú…,
a tus brazos yo me entrego, con deseo…

…Cuando me marcho, tú,
tú vienes conmigo, con mi recuerdo…

No te preocupe si algún día
no puedes estar o contestar,
que igual te quiero,
que igual te sueño,
que igual te anhelo,
que yo seguiré aquí,
esperando tu regreso.

A la vera de este río de Amor que a ti te lleva…,
y te trae hasta mis brazos en espera…

A la espera de tu cuerpo, de tu risa, de tus besos…,
que aquí esperaré
hasta que la lluvia de tu ausencia cese
y deje de calar mi vida entera…

…No temas, yo seguiré aquí,
siempre a la espera…

© 2014  J. I. Salmerón