Muy vieja para nadar

©2018  J.I. Salmerón
Anuncios

No queda orilla cercana

No queda orilla cercana
cuando entre sueños navegas.
No hay palo mayor de velas
que cuando en tormentas sueñas,
aguanten el huracán.

Luchando con las mareas,
las manos llenas de penas.
El corazón empapado
con agua de un mar salado,
y cansado de navegar.

Siempre buscando la isla donde atracar…
Siempre buscando el silencio,
siempre buscando la paz.
Siempre buscando los ojos
donde poder descansar.

Tan lejos el horizonte…
Tan lejos ese recuerdo
que arrastran suave los vientos.
Tan lejos el corazón
que se quedó sobre el puerto…

A veces quiero dormir
y no soñar lo que quiero.
A veces quiero ser vela blanca,
sujeta con blancas cuerdas,
sobre un eterno velero…

¿A dónde irán a parar
todos los sueños que sueño…?
¿A dónde han ido los besos
que tú me solías dar…?

A veces quiero ser mar,
color azul, como el cielo.
A veces quiero rimar
como me riman los versos,
y solo me quedo en sueño.

No queda orilla cercana
en esta vida de mar revuelto…

©2017  J.I. Salmerón

…A borbotones me empapan

Juan I. Salmerón

…A borbotones me empapan
el corazón en mi pecho
las lágrimas que descuelgan
desde mis ojos, por dentro.

Que yo no puedo llorar
por mis mejillas, no puedo.
No quiere romper mi mar
y hacerse río en el suelo…

-Aunque parezca de piedra,
aunque parezca de acero,
soy tan frágil como el árbol
que lo partió un suave viento-.

…Que no me quiere acunar
ese plácido velero
que por mis ojos navega
en lágrimas de recuerdo.

Hoy no ha querido zarpar,
Se amarró a su embarcadero
porque el azul de mi mar
hoy solo es azul de cielo…

-Aunque parezca de acero,
aunque parezca de piedra,
soy tan débil como el sol
cuando la noche lo ciega-.

Porque no hay lágrimas ya
que vuelvan mar mis arenas,
que solo queda la sal
que amarga mi triste espera.

Que no hay estrella Polar
que como bella candela
me guíe por mar adentro
hasta que encuentre tu estela.

-Aunque parezca tan fuerte
como castillo de piedra,
de arena son mis paredes
cuando se empapan de penas-.

© 2016  J.I. Salmerón

Bailar es juntar las almas

119

 

Bailar es juntar las almas,
y si se rozan, las bocas…
Es compartir las lágrimas
que al corazón ahogan.

Es romper con la barrera
de poseer tu cintura
de una manera loca.
¡Pecho con pecho se unan…!

Juntar mejillas y sueños
silenciando con suspiros
cualquier palabra que pienses.
¡Yo quiero bailar contigo!

Bailar es como volar
sin despegarse del suelo,
es navegar sobre mares,
es atrapar un lucero.

Es vibrar con todo el cuerpo,
es el sentir más profundo,
es abrazarme a tu espalda,
¡Acompasado, me fundo…!

No quiero yo en esta noche
dejar de bailar contigo,
notando tu corazón
como se enreda en el mío.

…Bailar es esa canción
que yo a tus besos les pido…

© 2015  J. I.  Salmerón

Puedo navegar…

105

…Puedo navegar por donde quiera
si mi barco no me lleva a la rivera…

Si surca suave los mares, ríos o praderas,
si es capaz de alcanzar mi sueño
con sus velas…

Navegar en cielo azul también quisiera,
y las nubes,
todas blancas,
como velas,

que me traigan y me lleven dónde quieran,
entre valles,
sobre montes,
a tu vera…

Que yo me dejaré llevar
si tú eres el destino
al cual navega…

© 2014  J. I. Salmerón