Al alba

Al alba pierde la noche
la capa donde se oculta.
Al alba van las estrellas
apagándose una a una.

Al alba, mueren las sombras.
Al alba, todo es penumbra.
Al alba vuelan los sueños,
los que se tejen de luna.

¡Y los amores de noche,
los que se abrazan y acunan
cerrando fuerte los ojos
para sentirlos más cerca,
al alba viajan y mudan…!

Porque de día, la vida,
no entiende de sentimientos.
Porque la vida, de día,
no se entretiene en momentos.

Al alba, siempre buscando
donde está el fin del camino.
Al alba, siempre esperando
a que tu abrazo sea mío.

Al alba, sale el lamento.
Al alba, llora el rocío.
Al alba va el pensamiento
llenándose de tu olvido.

-Yo quise tener al alba
un gorrión dentro de un nido,
uno que cante muy alto
para no quedar dormido.

Por si regresara al alba
y, al alba, mi sueño olvido,
ese Amor que al alba escapa,
ese Amor que yo he perdido.-

Al alba, siempre es al alba…
Cuando se calla la noche.
Cuando recobro el sentido.
Cuando en las calles, del brazo,
siempre paseo contigo…

©2019  J.I. Salmerón
Anuncios

Tarde…

526

Tarde…
Es tarde, dice el reloj,
que son las tres menos algo.
Es tarde, dice la noche
maullando por los tejados.

Tarde se ha hecho de nuevo
y yo aquí sigo esperando
a que regresen las musas,
que me han dejado olvidado.

Tarde…
Es tarde, dice el trinar
del ruiseñor con su canto.
Es tarde, dice el misterio
de la sombra tras el árbol.

Tarde para conjugar
el verbo sobre mis labios,
ese que dice que Amar
en presente es “yo te Amo”.

¡Tan tarde se ha hecho ya
que la culpa se ha tumbado
y así los remordimientos
disfrutan de lo bailado!

¡Tan tarde puede que sea
que acecha ya el despertar
pues el dormir hace tiempo
que se marchó a descansar!

Tarde…
Es tarde, dicen los sueños
que susurrando me llaman.
Es tarde, dice un refrán,
si quiero ayuda mañana.

Tarde para ir a bailar,
que la verbena se acaba.
Tarde para disfrutar
en el portal de tu casa.

Tarde…
Es tarde, dicen silbando
los álamos del camino.
Es tarde, dicen llorando
las lágrimas de rocío.

Tarde para pasear
y de la mano ir cogidos.
Tarde para enamorarte
que hoy el tiempo me ha vendido.

¡Es tarde, pero me da igual,
que a mí me gusta el lucero,
y acompañar a la luna
en su viajar tan ligero!

¡Es tarde, pero hay remedio.
Mañana a la misma hora
nos veremos en mi alcoba
a ver si se alarga el tiempo!

¡Que ya lo dice el proverbio:
Que yo prefiero tardar,
aunque tenga que esperar,
a nunca verte de nuevo…!

© 2016  J.I. Salmerón

…Amaneció llorando el día

435

 

…Amaneció llorando el día
porque la noche le contó
que yo, hoy, tampoco te tendría,
que no podrá salir el sol.

Que pasarían semanas,
o meses, quizás la vida.
Que pasarían las tardes
vacías de tus caricias.

Que pasarían los pasos
dejando solo sus huellas
que yo vería marcharse
al subir de la marea…

Hoy una pena se hundió
entre gotas de rocío
que por mis ojos mudaban
de mi corazón a un río.

Como ese día, lloré,
una mañana de frío,
al descubrir que tu ausencia
marcaría mi destino.

…La noche llora conmigo,
Ya se lo contó el día,
que nuestro Amor zozobró
y con él, también mi vida…

© 2014  J. I. Salmerón