El gato que está triste y azul

© 2017  J.I. Salmerón
Anuncios

La silla vacía

 

Así quedó su triste corazón,
como esa silla, trivial y vacío.
Así quedó por dentro el desafío
de volver a sentir una emoción.

El alma buscaría la ocasión
para que aquel erial tan yermo y frío
dejara de una vez de ser baldío
y diera como fruto una pasión.

La luna volvería a ser su guía,
y una estrella farola al caminar
para ir iluminando su agonía.

Que un sueño no se debe abandonar
aunque nuestra esperanza esté vacía.
Que esa silla, se volverá a llenar.

©2017  J.I. Salmerón

¿Acaso no te has fijado…?

182

¿Acaso no te has fijado…?

…No has visto que el frio invierno
desciende por el tejado.
Que la primavera muere
al no encontrarte a mi lado.

¿Acaso es que no lo viste…?

…Que en nuestro rio, el agua,
no brota por estar triste,
que tu salida se hacía
cada vez más empinada.

¿Acaso es que no pensabas…?

…Que tu camino partía en dos
nuestras esperanzas,
que por las cuestas, tus besos,
por las esquinas rodaban…

¡Y yo no tenía manos!
¡Y no podía agarrarlos!
¡Y se explotaban de Amor
al chocar con los guijarros…!

¿Acaso no lo has notado…?

¿Acaso tú no has vivido
todo esto que te digo?
¿Acaso tú fuiste un sueño,
una nube de verano?

…Acaso es que yo estoy loco
y son quimeras , son vanos,
que no consigo arrancarlas
de mi mente ni mis manos.

¿…Acaso ya no existías
cuando escribí mi legado…?

© 2015  J. I. Salmerón