…Por supuesto que tú

23-06-2010 20-59-58_0079

 

…Por supuesto que tú, con tu presencia,
con tu imagen en mi recuerdo, con tu ser,
con tu esencia, con tu risa, con tus caricias
y tus tiernos besos, con tu ánimo y tu seso
contribuyes a mi sentir…

A mi visión de las nubes sobre mi cuerpo,
de las estrellas que de noche cazo al vuelo,
de las lunas llenas, crecientes, menguantes
y lo nuevo, todo lo nuevo que enseñas
en tus desvelos, en tu mirada aún de niña,
como un guiño de lucero…
De ese mirar tan tierno y con esas ganas
de ser sorprendida a cada momento…

Tú, mi hilo conductor de tantos de mis sueños…
Cómo decirte que hay páginas que escribo que sin ti,
serían como campos baldíos, como eras ya trilladas,
sin grano, sin ese color amarillo que es la vida
de los campos que yo solía ver de niño…

¿Te parece poco lo que tu presencia
en mí marca lo escrito…?
¡…El río no se plantea si a su paso
ha hecho mover al molino…,
ya lo da por conseguido…!
Y tú ya eres agua que mueve así
mis sentidos…

© 2014  J. I. Salmerón
Anuncios

Siempre a la espera…

IMG_7384-2

 

Tú…
Me lleno de ti cuando te veo, te siento, te quiero…
Tú, tú me traes,
y me llevas al azul del firmamento…
Tu, y solo tú…,
a tus brazos yo me entrego, con deseo…

…Cuando me marcho, tú,
tú vienes conmigo, con mi recuerdo…

No te preocupe si algún día
no puedes estar o contestar,
que igual te quiero,
que igual te sueño,
que igual te anhelo,
que yo seguiré aquí,
esperando tu regreso.

A la vera de este río de Amor que a ti te lleva…,
y te trae hasta mis brazos en espera…

A la espera de tu cuerpo, de tu risa, de tus besos…,
que aquí esperaré
hasta que la lluvia de tu ausencia cese
y deje de calar mi vida entera…

…No temas, yo seguiré aquí,
siempre a la espera…

© 2014  J. I. Salmerón

Mi luna tú

033

Mi luna tú.

Con tu luz como vestido.
Como blanco ves
al mundo tuyo.
Sin malicia, sin nubes
que te impidan ver
lo mejor que tú
has conocido.

Tú siempre luna llena.

Sin menguar, sin ocultarte,
sin dejar sin luz
a todo el que hoy
llore contigo.

Observando, inquieta,
donde te llevará
este camino,
reflejando el mar
como destino
al caminante que al fin
viaje contigo…

Al que sepa de ti
como es soñar,
soñar contigo…

Mi luna tú,
donde me guío.
Y yo tu espejo,
pues soy tu río…

© 2014  J. I. Salmerón