De poco en poco

De poco en poco envejezco.
Se me apoderan los años.
Me atan con nudos marinos
hasta que incluso hacen daño.

Me hacen crecer esas grietas
en los ojos, y no canto
ni en la tarde ni en mañana,
aunque se llamen “de gallo”.

Tampoco dejan los años
dormir como antes solía,
cerrando a pares los ojos
y amaneciendo otro día.

Ahora la noche es eterna
durmiendo a salto de mata.
Te duermes y te despiertas
cada poco. ¡Da una rabia…!

Y para colmo la vista,
que no ves tres en un burro.
Aunque para ser sincero
ni al pollino yo lo intuyo.

¡Y qué decir de los nombres…!
¡Que llamo Pedro a Julito
y a María llamo Marta,
y ni acierto con mis hijos…!

Mi padre siempre decía,
teniendo ya ochenta y pico,
“Vengan los años que vengan,
que peor es no cumplirlos…”

No le faltaba razón,
pero siempre esto depende
de si te acuerdas o no
de quién eres, y te entienden.

Por no hablar de los dolores
que te acompañan diario.
Que parece uno la pena
que en vida se va arrastrando.

Que si te cogen los pies
y te sacuden un rato,
pareces una farmacia
de tanta pastilla y frasco.

Y de oír, yo no me quejo,
oigo lo mismo que un gato.
Pero no, no de escayola,
no seáis tan mal pensados.

Porque hay gente que aunque le hables,
parece que está enfadado.
Ni responde ni se inmuta,
y es porque no oye ni al tato.

¡Pero lo que más me insulta
de ir cumpliendo más años,
es el tener que aprender
informática a diario!

¡Que cada día nos ponen
más difícil los teclados
y aprender tecnología,
que a mí me tiene abrumado!

…De poco en poco envejezco.
Tres cuartos de hora he cumplido
desde que empecé a explicaros
cómo entre años me arruino.

Pero tranquilas, tranquilos,
que la pila aún nos funciona,
y pienso dar tanta guerra
como la vida disponga.

…Y ahora que hablamos de pila,
mi audífono he de mirar.
Pues llevo un rato ya grande
sin escuchar pasar nadie
y eso es mucha soledad…

©2018  J.I. Salmerón
Anuncios

Punto de vista

Todo depende del punto
desde el que cada uno mira.
De la visión que tengamos.
Del punto de perspectiva.

Que no es lo mismo botella
que medio llena miramos,
a que esté medio vacía
por tanta sed que pasamos.

¿Parece que hoy hace frío?
Eso en junio, si es temprano.
En cambio octubre y noviembre,
sudando en la playa estamos.

Y todo es punto de vista,
Lo saben perros y gatos.
Los hay que duermen con ellos
y otros, por la alergia, espanto.

Si nos pasa con el cine
cuando vamos a un estreno:
“magnífica obra de arte…”
Yo creo que es para menos…

Al final son opiniones
con cristales diferentes.
Yo el verde de la esperanza,
tú el rojo, que es más potente.

Ayer mismo, fue domingo,
y hay gente que se deprime
porque el lunes ya le acecha
y el madrugar ya le oprime.

Y sin embargo hay otros
que hasta que no dan las seis,
todo el domingo es festivo
sin importar qué hora es.

Todo con su perspectiva,
Todo es mejor a distancia.
Primero tragar saliva
y pensar antes de nada.

Y luego nuestra opinión
y nuestro punto de vista.
Y a respetar los demás
a pesar de lo que digan.

En fin… que nunca la risa
es para todos alegre.
Si no estamos animados,
mueca de lloro parece…

Todo depende del punto
desde el que cada uno piensa.
Desde abajo, cada techo,
parte del suelo aparenta…

© 2017  J.I. Salmerón