Hoy han bajado los hados

…Hoy han bajado los hados
a tocarme con sus alas
y me ha llevado tan lejos
que vértigo a mí me daba…

Pero una vez recompuesto
ya del viaje disfrutaba
y cada nube, y el viento,
y el árbol, y la montaña,

eran ya como mi casa,
¡ya todo lo controlaba…!
El viaje ha sido perfecto,
diría que una gozada,

a punto estuve un momento
en decir que me dejaran
y no volver de regreso…,
¡qué a gusto que me encontraba…!

Pero el deber es deber
y hay que cumplir tareas,
¡y es que si no, no me llevan
otro día a la frontera.

A la que empiezan los sueños,
en donde los sueños sueñan,
que es dónde vive la magia,
donde nacen los deseos

donde nos volvemos niños
y solo besar queremos…
…Y te he traído un regalo,
que me lo han dado los elfos,

Y ya me han dicho: “cuidado…
no se te rompa y la armemos,
que esto es muy delicado,
que debe llegarle entero…”

Así que yo, obediente,
a tus manos lo encomiendo
no sin antes advertirte
que te sientes para verlo…

…Porque estos amaneceres
no los vemos ya ni en sueños…

© 2014  J.I.Salmerón

Pesada Carga

368

Pesada carga entre remos
la que transporta mi barca.
…Parece ya tan lejano
cuando partí una mañana…

Viajando con medio siglo,
¡tantos años a la espalda…!
que apenas puedo remar
para llegar a mi playa.

Aunque me gusta bogar
de noche, junto a la calma,
y así cubrirme de estrellas,
que ellas serán mi guitarra

y sus puntas los acordes
y mis remos pentagramas
y la llena luna será
la partitura que falta…

¡Que yo quiero navegar
otros cincuenta en la barca!
si las fuerzas me acompañan,
si las estrellas no faltan.

Y si he de volver a puerto
al despuntar la mañana
no me apenará el regreso
no habrá soledad amarga.

Que ya tengo a los amigos
que me esperan en la playa
por si tienen que ayudarme
a sacar del mar mi barca…

©2014 J. I. Salmerón

106

Me gusta acariciarte a destiempo…

 

Me gusta acariciarte a destiempo…
Un lunes, un jueves, un domingo con viento…
me gusta estar junto a ti, rozándote,
aunque no sea el momento.

Y pasear con mis besos la vereda de tu cuello,
y besarte los ojos, y tocarte los dedos,
y desear que la noche nos arrope con su cuento,
y nos oculte del tiempo…

¡A tus abrazos espero a la orillita del cuento!
Mis abrazos con los tuyos que se fundan al chocar…
Mis abrazos sin los tuyos perdidos se van al mar,
y solos, naufragarán…

…Mis besos te cubrirán como manta de deseo,
mis caricias te abrirán como flor de invernadero,
mis días te llenarán tu calendario completo
para poder disfrutar de los felices encuentros…

…Aún tengo en mi boca tu sabor,
y el de tu cuerpo…

©2014  J. I. Salmerón

Coleccionando…

Kodak Instamatic 25 –  (1966 – 1971)  

094 copia

…Tendría 14 años, más o menos, cuando mi tío Macario, el hermano de mi padre, me regaló una tarde, en su casa, una magnífica Kodak Instamátic 25 usada…, sí, de esas de plástico gris y negro, con flash de cubo para cuatro disparos de la marca Sylvania y carrete de cartucho de 12 ó 24 exposiciones en formato 126…

Aún me parece estar viéndole como la sacaba de una de las puertas del mueble del salón. No era mi cumpleaños, ni era navidad, ninguna fecha señalada era, tan solo se acordó y me la regaló.

Aquel regalo cambió mi vida, hubo un antes y un después desde aquella tarde en mi visión de, por y para la fotografía…

Entré, de repente, en un mundo que, por aquel entonces, a mí me parecía mágico (aún hoy me lo parece). El poder capturar esos pequeños instantes de tiempo dentro de mis manos, me parecía algo fuera de este mundo, me parecía algo cercano a la brujería, y como tal me captó, me fascinó, me cautivó… Me sedujo de tal forma, que se podría decir que mi primera amante fue la fotografía.

…Han pasado muchos rayos de luz que poder captar con mis cámaras desde entonces, pero aún hoy, sigo sintiendo el cosquilleo que me produce el disparo, el “clik” de la cámara, cuando aprieto el disparador dejando constancia en la prolongación de mis manos, de mis sentidos, en esa caja “mágica” que sujeto delante de mis ojos, lo que a mi alrededor constata, sucede, se me muestra para que yo, de un solo “clik”, lo retenga…

Desde entonces he sido fiel a mi amante, y ella lo ha sido conmigo… con altibajos, claro, como cualquier buena relación que se precie, pero regalándome momentos inolvidables que han pasado a ser parte de los sentimientos más bonitos que en mi historia he vivido. A partir de ese momento la fotografía ha sido parte de mi vida, siendo hilo conductor de mis emociones, siendo la forma de expresión, callada, que ha reemplazado a mis palabras, que debido a mi timidez nunca he sido capaz de conseguir que salieran de dentro.

Como agradecimiento a esta relación, decidí que debía mostrar al mundo lo bonito, lo intenso,  lo pasional que puede llegar a ser esta afición por la fotografía, por lo que sin necesitar más motivo para ello, comencé a juntar y guardar todas las cámaras de fotos que por mis manos iban cayendo, sin otra intención más que guardarlas para que otras personas pudieran, en un futuro, sentir lo mismo que yo había sentido.

Tan solo, al principio, las guardaba, pero llegó un momento que eran tantas las que tenía que me planteé pasar de “guardador de cámaras de fotos” a “coleccionista de cámaras de fotos”, sin más pretensión que la de hacer pasar a la historia a todas estas veteranas captadoras de rayos de luz, a todas estas recolectoras de instantes de tiempo… Ahora las tengo todas, (todas no, que ya tampoco me caben) en un mueble vitrina construido al uso, para que puedan lucirse como se merecen después de esa ajetreada vida que muchas de ellas, estoy seguro, han llevado.

114 copiaYa sé que para muchos aficionados a la fotografía que aún utilizan cámaras viejas y/o antiguas de carrete, les parecerá una aberración tener todas estas cámaras expuestas en vitrinas sin hacer uso de ellas, pues muchos piensan, con buen criterio, que la mayoría están para seguir usándolas, para que sigan dando a luz a todos esos hijos que llevan dentro en forma de foto y puedan mostrar al mundo que aún son capaces de realizar, de forma más que decente, su cometido fotográfico. Y yo estoy totalmente de acuerdo con ellos, pero a su vez les digo que si no fuera por personas como nosotros, los coleccionistas, que nos encargamos de cuidar, de mimar a estas vetustas, a estas añejas cámaras de fotos, no podrían llegar a sus  manos en las condiciones óptimas para un correcto funcionamiento, y no podrían ellos disfrutar de las cámaras al igual que yo también de ellas disfruto.

Creo que cada uno tenemos un cometido en esta vida, escogido por deseo propio o llegado en alas del destino, pero todos, todos juntos, hacemos un “uno” para llegar unidos al final de nuestra meta, de esta meta: la pasión por la fotografía…

© 2014 J. I. Salmerón

Mi foto en facebook

Yo_niño.jpeg copia

Hoy he pensado crecer, crecer aunque sea un poco,

es esa foto que pongo en el perfil de este foro.

Pero yo sigo cual niño, feliz y un poco goloso

corriendo calles arriba detrás del balón o el aro.

 

Que solo es en apariencia si más maduro me veo,

que a mí me gusta hacer barcos allí, junto al riachuelo.

Y hacer cabañas con palos, y pasear a mi perro,

y esperar a aquella chica que saliera del colegio…

 

Que es mejor quedar pequeño y así vivir las historias

que lentamente se escurren al fondo de mi memoria…

¡…Que no quiero crecer más, que a mí con esto me sobra!

Hoy he pensado crecer y no está claro que quiera…

                                                                          © 2014  J. I. Salmerón

El puro y yo copia

Catorce años ya contemplan

Sergio Blog


Catorce años ya contemplan
a esta adolescente cara,
poco a poco se abre paso
a lo que será mañana.

¡A los caminos con piedras!
¡a las espinas rosadas!
¡a las tormentas de nieve!
¡a las batallas diarias…!

…De momento que aproveche
y disfrute las mañanas
y los amores que lleguen
Y los amigos del alma.

Que sume año tras año,
crezca feliz su mirada
que su familia protege
hasta que vuele mañana.

¡Felicidades Sergio!  28/07/13
© 2014  J. I. Salmerón

Morena

IMG_0853 copia

“Morena” llevas por nombre
porque tu piel es oscura,
oscuros son tus zapatos
desde el tacón a la punta.

Y aunque negro es tu interior
más que la luna tú brillas
cuando un paseo te doy
y todos mueren de envidia.

Te agitas cuando me agarro
fuertemente a tu cintura
y me pides que te lleve
a correr mil aventuras…

A pesar de que tus años
ya se cuenten por docenas
es tu espíritu tan joven
como la más joven bella.

Mil centímetros tú llevas
en tu corazón metidos,
un manillar, estriberas,
depósito, faro y escudos.

¡Te quiero como a ninguna,
“Morena” de mis diabluras,
cuando monto tus caderas
acelerando en las curvas!

Y solo seremos uno,
perdidos en horizontes,
en plácidas autopistas
o en carreteras de monte.

…Que tú “Morena” y yo blanco,
de grises nos vestiremos,
como el más bello retrato
de foto, que imaginemos…

Gracias por regalarme
cada uno de tus hierros…

© 2014  J. I. Salmerón

IMG_0876 copia

Hoy he visto amanecer sentado

13092013255-2

Hoy he visto amanecer
sentado, dentro del coche.
Hoy he visto un nuevo día
nacer por el horizonte.

Apenas cinco minutos
me han bastado para ver
ese mágico poema
sinfónico del astro rey.

Un momento como muchos
pero este ha sido especial.
¡Como especial cada día
que queramos contemplar…!

Era un momento de lluvia
de besos de amaneceres,
de besos que atravesaban
hasta que al alma la hieren.

…Así se empiezan los días,
viendo crecer ilusiones
Para que duren adentro
hasta que el sol abandone…

©  2014  J. I. Salmerón

Me baja en la vena

Hay cosas que no se pueden muy bien explicar, que simplemente aparecen sin darse uno cuenta, y crece la necesidad de dejarlas en un papel impresas, sin más motivo, sin más razón que un impulso se se apodera de mí por dentro..

…Y es que me baja en la vena
para anidar en mis dedos,
para coser estas rimas
entre los pliegues del tiempo.

¡Y no lo puedo parar…!
o acaso es que yo no quiero,
parar este gotear
de palabras y de versos…

                                   © 2014  J. I. Salmerón