Terminar lo que dejé sin hacer… ¡Volveré…!

168

…A medias dejé sus puertas, sus torreones y almenas.

A solas dejé a mi dama dentro de la fortaleza.

No pude contener las olas con su bravura de espuma,

no pude dar al castillo en sus paredes la altura

impidiendo el paso del mar, convirtiéndolo en llanura.

Por eso es que yo he de volver con mis naves a esa orilla,

donde dejé sin hacer los sueños que ella pedía:

ese castillo, corcel, carruaje y sedas finas,

todo lo que mi “doña Inés” con tanto Amor me pedía.

…Tan solo serán unos días, que yo os prometo volver,

tan solo terminar paredes, torreones y el corcel.

Y desviar las mareas, las de esa espuma tan brava,

para que otro año yo vea en las almenas mi dama…

©2014  J. I. Salmerón

…Pues eso, que me marcho unos días a ver si termino esas cosas que se dejan a medias por esas aguas tan frías. A juntar arena y agua para hacer nuevas paredes de ilusiones, que junto a las olas que vienen vendrán también los amores que un día se perdieron mar adentro, como esas olas que abrazas y al ratito ya ni me acuerdo, se fueron de nuevo al mar perdiéndose muy adentro.

Volveré con nuevo mes, a primeros de septiembre, volveré con mucha fuerza, con más versos y sonetos, con dibujos que de luz  pintaré para mis fotos.

No desesperes, regreso. No temas que son muy pocos estos días de que hablo, estos días que no estoy tan atento a lo que expongo ni a lo que tú expones tampoco.

Seguro que donde voy no hay cobertura ni internet, no podré estar conectado, tan solo espero tener cerveza para la sed, muy fría, a punto de nieve, y una sombra muy cercana para descansar en barra y decirle al camarero: “oye, otra cerveza más, que la musa no me viene…”

¡Felicidad a todos y buen descanso!

¡Nos vemos en septiembre…!

 

Mi luna tú

033

Mi luna tú.

Con tu luz como vestido.
Como blanco ves
al mundo tuyo.
Sin malicia, sin nubes
que te impidan ver
lo mejor que tú
has conocido.

Tú siempre luna llena.

Sin menguar, sin ocultarte,
sin dejar sin luz
a todo el que hoy
llore contigo.

Observando, inquieta,
donde te llevará
este camino,
reflejando el mar
como destino
al caminante que al fin
viaje contigo…

Al que sepa de ti
como es soñar,
soñar contigo…

Mi luna tú,
donde me guío.
Y yo tu espejo,
pues soy tu río…

© 2014  J. I. Salmerón

 

…Me acordaré de ti

201

…Me acordaré de ti
aunque solo sea un poco.

Me acordaré de ti
como de un lento pasear
sobre mis ojos.

Para llevarte dentro,
en lo más hondo.
Para llevarte lejos,
sobre mis hombros…

Me acordaré de ti
como me acuerdo del mar
cuando mece mi descanso.

Me acordaré que estás
esperando mi regreso,
como la playa espera
que las olas se fundan
en ella con un beso
y con un largo abrazo…

…Me acordaré de ti,
de tus locos besos,
de tus abrazos ciertos.

No temas…
Me acordaré de ti
en cualquier caso…

© 2014  J. I. Salmerón